Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Filme turco “Winter Sleep” apunta a la Palma de Oro de Cannes

Cannes (Francia), 17 may (EFE).- El realizador turco Nuri Bilge Ceylan se posicionó hoy como un fuerte candidato a la Palma de Oro de Cannes con “Winter Sleep“, una historia de amor basada en varios cuentos de Chejov con la que el cineasta se dirige “al alma del espectador”.


Publicidad

“Si en mis películas puedo inyectar algunos sentimientos en el alma de la gente, es un éxito. Si los espectadores pueden aprender a tener un poco más de vergüenza por ciertas cosas, es algo bueno”, explicó el realizador en la presentación de una película que compite en la sección oficial de Cannes.

Muy bien recibido en el festival, es un filme que puede exasperar por su lentitud y sus tres horas y cuarto de metraje, pero que también puede deslumbrar por su belleza y por la delicadeza con la que está tratada la relación de la pareja protagonista.

Director habitual de Cannes, donde consiguió en 2003 el Gran Premio del Jurado por “Uzak”; en 2008 el de mejor director por “Tres monos” y en 2011 de nuevo el Gran Premio del Jurado por “Érase una vez en Anatolia”, Ceylan llega en esta 67 edición con una historia con muchos más diálogos que en sus trabajos anteriores.

“He utilizado diálogos bastante literarios, algo habitual en el teatro pero más arriesgado en el cine”, dice el director, con partes de Chejov que no quería modificar, por lo que sabía que necesitaba a un actor de teatro, que pudiera cargar con ese peso.

Y lo encontró en el veterano Haluk Bilginer, que en la película interpreta a un actor retirado que regenta un hotel en la Capadocia turca, junto a su joven esposa y su hermana.

“Cuando me mandaron el guión me dio miedo, era como el anuario de Nueva York, pero cuando lo leí me encantó, era perfecto. Hay un poco de autocrítica pero no demasiada y está maravillosamente escrito”, explicó el actor en la rueda de prensa.

Un trabajo, el de escribir el guión que le costó mucho tiempo y discusiones al director con su esposa, Ebru Ceylan, coautora de la historia.

“Es un filme un poco lento con muchos diálogos (…) Discutí mucho con mi mujer porque no quería dejar nada fuera y al final está todo ahí”.

Una historia inspirada en relatos de Chejov, un autor que en sus obras cuenta situaciones como las que cuenta el filme. “Tenía la impresión de que esta historia estaba escrita para Turquía”, señaló el realizador.

Casi aislados en Capadocia, en invierno, rodeados de nieve y con pocos seres humanos a su alrededor, la película cuenta los problemas de relación del protagonista con su mujer pero también consigo mismo.

Por lo que el bello pero duro paisaje de la Capadocia era el perfecto para situar una acción que por otro lado se podía haber desarrollado en cualquier parte de Turquía, aunque al final la elección del lugar convirtió la historia en lo que es, como reconoció el director.

En ese terreno duro y entre el orgullo de todos los personajes que componen esta historia, el director ha querido que el espectador saque sus propias conclusiones, sin dejar un final muy cerrado.

“Me gustan las películas ambiguas, que al final dejan sentimientos encontrados. A veces me piden que resuma mis filmes en una palabra o una frase, pero no consigo hacerlo”, indicó Ceylan.

También negó que sea una crítica contra la situación actual de Turquía. “Nunca hago una película sobre un hecho actual, necesito ver las cosas con distancia”, aseguró.

Tanto Ceylan como Bilginer y las otras dos actrices protagonistas de la historia, Melisa Sozen y Demet Akbag, portaban lazos negros en señal de duelo por la reciente catástrofe minera en su país, con más de 300 muertos. EFE