Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministro griego de Finanzas promete llegar a un acuerdo

Dos banderas ondean en una calle de Atenas, Grecia. (Foto AP/Yorgos Karahalis)

WASHINGTON (AP) — Yanis Varoufakis, ministro griego de Finanzas, prometió llegar a un acuerdo en las negociaciones sobre el siguiente abono de un préstamo de rescate financiero que evitaría un incumplimiento de pago de las deudas del país.


Publicidad

No obstante, Varoufakis condenó algunas de las reformas exigidas por los acreedores europeos de su país, lo que indica que las dos partes siguen muy alejadas. Varoufakis dijo en declaraciones en la Brookings Institution que su gobierno fue elegido para “cambiar la lógica de un programa que claramente ha fracasado”.

Sus comentarios ocurrieron en momentos en que los costos de financiamiento para Grecia repuntaron el jueves entre crecientes temores de una mora de pagos.

Grecia está transfiriendo fondos entre agencias gubernamentales y demorando el pago a proveedores para pagar sus préstamos. Funcionarios griegos tienen la esperanza de que se pueda concretar un acuerdo la próxima semana, pero funcionarios de Alemania y otras naciones europeas han insinuado que eso es improbable.

Wolfgang Schaeuble, ministro alemán de Finanzas, también habló en Brookings y no dio indicios de retractarse de su postura inflexible de que Grecia debe aceptar las reformas económicas.

Margaritis Schinas, vocero de la Unión Europea, dijo por su parte que “nosotros no estamos satisfechos con el nivel de avance logrado hasta ahora”.

Varoufakis admitió que la economía de Grecia requiere reformas “urgentes y de gran alcance”, pero rebatió las medidas impulsadas por Alemania y otros acreedores, como recorte de pensiones, una privatización más rápida de las empresas estatales, y cambios a la ley laboral para que sea más fácil despedir trabajadores.

Esfuerzos previos por parte del gobierno griego para privatizar empresas públicas fueron “desastres”, señaló Varoufakis, porque los precios de tales activos “habían caído al piso” e hicieron poco para disminuir la deuda del país.

“No estamos contra la privatización”, subrayó; “estamos contra este tipo de venta a precio muy bajo”.

Varoufakis, sin embargo, insistió en que su gobierno buscaría un acuerdo rápido.

“La respuesta es simple: Nos comprometemos, nos comprometemos y nos comprometemos a llegar a un acuerdo rápido”, enfatizó. “Pero no vamos a vernos comprometidos”.

En febrero, al gobierno griego se le pidió que realizara una serie de reformas económicas para recibir un abono de 7.200 millones de euros de sus préstamos de rescate. El país ha dependido de 240.000 millones de euros de tales préstamos desde 2010.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, rechazó la posibilidad de que ese organismo otorgue a Grecia una prórroga. Dijo que ningún país desarrollado ha hecho alguna vez tal solicitud.

Varoufakis está en Washington, al igual que Schaeuble, para la reunión anual de primavera del FMI y el Banco Mundial. (I)