Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Xi dice que economía china debe crecer un 6,5% al año

Una vendedora vende exquisiteces locales en un local en Beijing, China, en esta foto del jueves 29 de octubre de 2015. El presidente Xi Jinping dijo el martes 3 de noviembre de 2015 que China debe crecer por lo menos un 6,5% anual en los próximos años y el Partido Comunista planea liberar su muy controlado intercambio monetario para el 2020. (Foto AP/Ng Han Guan).

BEIJING (AP) — El presidente Xi Jinping informó el martes que China requiere un crecimiento económico de por lo menos 6,5% para ser “moderadamente próspero”. El gobernante Partido Comunista también anunció sus planes de liberar el intercambio monetario para el 2020.


Publicidad

Los anuncios llegan tras una importante reunión de planeación la semana pasada donde líderes del partido gobernante prometieron aumentar la productividad y elevar los niveles de vida.

Xi agregó que un crecimiento “no menor al 6,5%” es necesario para lograr el objetivo del partido de duplicar el tamaño de la economía para el 2020 de su nivel del 2010, informó la agencia de noticias oficial Xinhua. No indicó cuándo hizo el comentario.

El crecimiento chino se ha frenado contantemente en los últimos cinco años, al intentar el gobierno gobernante darle un giro a la economía a un expansión sustentable basada en el consumo nacional en lugar de los acuerdos comerciales y la inversión.

La semana pasada, el partido gobernante aumentó el límite de nacimientos a dos niños por pareja como respuesta a la necesidad de más trabajadores jóvenes en una sociedad que envejece rápidamente.

El partido también informó el martes que sus líderes acordaron la semana pasada hacer al yuan una “moneda libremente negociable y libremente utilizable” para finales de su plan de desarrollo a cinco años en el 2020.

Al mismo tiempo, el partido planea cambiar a una “lista negativa” para regular el intercambio extranjero, decía la declaración. Ello permitiría que compañías hagan cualquier cosa no prohibida explícitamente, en lugar de sólo lo que los legisladores dictan.