Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Romney vence en New Hampshire y avanza a candidatura republicana

CONCORD, Nueva Hampshire, EE.UU. (AP) — El ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney ganó el martes las primarias de Nueva Hampshire y, luego de vencer en las asambleas partidistas de la semana anterior en Iowa, pareció afianzarse como el posible candidato presidencial del Partido Republicano que le dispute la Casa Blanca al mandatario Barack Obama.


Publicidad

El legislador Ron Paul ocupó el segundo lugar y fue seguido por el ex gobernador de Utah Jon Huntsman, Newt Gingrich y Rick Santorum.

“Esta noche hicimos historia”, proclamó Romney ante los simpatizantes que lo vitoreaban.

Romney es el primer republicano que gana las dos primeras votaciones en contiendas competitivas desde que Iowa fue establecido como el punto de arranque de las campañas presidenciales en 1976.

Los resultados del 21% de los centros de votación en Nueva Hampshire le dieron a Romney el 35% de los sufragios, por encima de Paul con el 25%, de Huntsman con el 17% y de Gingrich —ex presidente de la Cámara de Representantes federal— y de Santorum —ex senador de Pensilvania— con el 10% cada uno.

Romney no sólo enfrentó a sus rivales sino también a unas altas expectativas mientras las boletas eran contadas, sobre todo debido a que sus adversarios habían virtualmente cedido a Nueva Hampshire y ponían ya la vista en las primarias de Carolina del Sur del 21 de enero como el lugar en que le frenarían su ascenso.

“Esta noche celebramos”, dijo Romney a sus seguidores. “Mañana volvemos al trabajo”.

Los aspirantes y sus comités de acción política se lanzaron a contratar enormes cantidades de tiempo en televisión para las primeras elecciones primarias del sur, a realizarse en poco más de una semana.

A diferencia de Iowa y Nueva Hampshire, donde el desempleo está muy por debajo de la media nacional, la falta de trabajo es mucho mayor en Carolina del Sur. Eso crea un ambiente político diferente para Romney, que ha hecho campaña como un ex empresario con un amplio conocimiento en la generación de empleos, al igual que sus adversarios que lo han atacado al señalarlo como un hombre de negocios insensible.

Con la intención de menoscabar el triunfo de Romney, Gingrich y otros aspirantes sugerían que cualquier resultado menor a 40% sería una señal de debilidad del aspirante más fuerte a la candidatura. Con ese mismo propósito, no mencionaron que el porcentaje ganador del senador John McCain en las primarias del 2008 fue de 37%.

Huntsman, en particular, fincó las esperanzas de sus aspiraciones en un gran resultado en Nueva Hampshire. Santorum dijo que el segundo lugar “sería un sueño hecho realidad”.

Pero no lo sería para Romney, quien hace casi una semana se dirigió en buena posición a Nueva Hampshire después de ganar las asambleas de Iowa con una diferencia de ocho votos sobre Santorum. Ese resultado, aunado a la cercanía de Nueva Hampshire con Massachusetts, hizo que Rick Perry soslayara a ese estado, y los otros contendientes también, pero todos admitieron la victoria de Romney el martes.

Casi un tercio de los electores republicanos, entrevistados al salir de las mesas de votación, dijeron que el factor más importante para escoger a un aspirante era encontrar alguien que pudiera derrotar al presidente Obama en noviembre. Romney consiguió su apoyo en forma abrumadora.