Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Disidentes en huelga de hambre piden respuestas por represión

La Habana, (EFE).- Tres opositores con problemas renales y cardiacos, del grupo de 13 que iniciaron una huelga de hambre en Cuba, afirmaron hoy a Efe que buscan el fin de la represión y las arbitrariedades legales del Gobierno con la disidencia y no temen que este sea un ayuno “difícil”.


Publicidad

La huelga de hambre colectiva fue anunciada ayer en rueda de prensa en La Habana por la opositora Martha Beatriz Roque, expresa del “Grupo de los 75”, e incluye además de ella a 12 disidentes, ocho en la cárcel y otros cuatro en sus casas.

La acción tiene el objetivo de reclamar la liberación del opositor preso Jorge Vázquez y protestar por la situación de la disidencia interna.

Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez”, líder del grupo opositor Frente Nacional Resistencia Cívica “Orlando Zapata”, dijo hoy a Efe vía telefónica que, en su caso, el ayuno comenzó en la tarde del viernes 7 de septiembre en su vivienda en la localidad de Placetas, en la provincia central de Villa Clara.

“No quiero alarmar, pero me siento bastante débil, he amanecido con taquicardia, temblores y entumecimiento en las extremidades inferiores”, dijo “Antúnez”, quien padece problemas cardiacos, tras aseverar que solo está bebiendo agua.

“Antúnez”, de 47 años, salió de la cárcel en abril de 2007 luego de cumplir una condena de 17 años, acusado de propaganda enemiga oral, intento de sabotaje y otros delitos.

El opositor precisó que mantendrá su posición a pesar del “riesgo” que implica el ayuno para su salud y admitió que le “va a ser difícil”.

También en Villa Clara, provincia ubicada a 280 kilómetros de La Habana, los disidentes Alberto Reyes y Luis Enrique Santos, quienes tienen un solo riñón, comenzaron ayer la huelga de hambre en una misma vivienda de la ciudad de Santa Clara.

Reyes, de 59 años, miembro del Movimiento Cívico Nacionalista dijo a Efe vía telefónica que con esta acción esperan llamar la atención para que el Gobierno cubano “restablezca la legalidad con los opositores cubanos porque se han cometido barbaridades” y para que “las sanciones sean justas”.

El disidente agregó que tanto él como Santos, de la Coalición Central opositora, se mantienen tomando agua y hoy recibieron la visita de un médico y una enfermera del plan del “médico de la familia” para hacerles un examen general.

Hasta el momento, la situación más delicada parece ser la de Marta Beatriz Roque, quien además del ayuno dijo que no tomará su medicación pese a ser diabética.

La opositora, de 67 años, afirmó este martes que se siente “muy débil” y vaticinó que el plazo de 48 horas que estimó el lunes para sufrir un eventual coma diabético podría adelantarse. EFE

arj/rmo/cpy