Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hambre y muerte tienen sitiada la capital de Siria

Líbano (AP) — Niños, ancianos y otros desplazados por la guerra civil en Siria están muriendo de hambre en un campamento sitiado donde las mujeres desafían a los francotiradores para buscar comida a sólo minutos de la relativa prosperidad de Damasco.

Líbano (AP) — Niños, ancianos y otros desplazados por la guerra civil en Siria están muriendo de hambre en un campamento sitiado donde las mujeres desafían a los francotiradores para buscar comida a sólo minutos de la relativa prosperidad de Damasco.


Publicidad

Las extremas condiciones en el campamento Yarmouk son un ejemplo contundente de la catástrofe que se desarrolla en áreas controladas por los rebeldes que están sitiadas por el gobierno sirio. El lunes, diplomáticos de Rusia y Estados Unidos dijeron que las partes en conflicto están considerando abrir corredores humanitarios para permitir que entre la ayuda y dar señales de confianza previo a una conferencia internacional de paz en Siria.

Entrevistas con habitantes y autoridades de la ONU, así como fotos y videos entregados a The Associated Press revelan una tragedia en proceso en el extenso campamento, donde decenas de miles de refugiados palestinos y sirios desplazados están atrapados bajo un bloqueo que se intensifica y lleva un año.

Desde octubre, 46 personas han muerto de hambre, enfermedades exacerbadas por la falta de alimento o porque no obtienen ayuda médica, dijeron habitantes.

“Ya no hay gente en Yarmouk, sólo esqueletos con piel amarilla”, dijo Umm Hassan, de 27 años y madre de dos niños.

“Los niños lloran de hambre. En los hospitales no hay medicinas. La gente simplemente está muriendo”, dijo por teléfono a la AP. Agregó que su hija de tres años y su niño de dos están bajando rápidamente de peso por la falta de comida.

Isra al-Masri es una niñita demacrada que falleció el sábado mientras estaba envuelta en un suéter de lana. Tenía los ojos hundidos, su piel oscurecida, su lengua hinchada salía entre sus labios. La niña fue filmada minutos antes de su muerte, parpadeando lentamente mientras era filmada por una mujer no identificada. Sami Alhamzawi, un habitante de 25 años, envió el video a la AP.

“¡Mira esta niña! ¡Mírala!”, grita la mujer en el video mostrando a la bebé a la cámara. “¿Qué hizo ella para merecer esto?”.

Otros decesos sugieren el grado de desesperación entre los habitantes: el joven Mazen al-Asali hung se ahorcó en diciembre después de regresar a casa sin comida para su madre que muere de hambre. Un anciano fue muerto a golpes por ladrones que se metieron a su casa buscando comida y dinero.

La ONU dijo el mes pasado que unas 250.000 personas que están en comunidades sitiadas en Siria están lejos de alcanzar la ayuda. El gobierno mantiene muy limitada la ayuda externa, rutas humanitarias clave cada vez quedan más obstaculizadas por los enfrentamientos y el secuestro de voluntarios ha crecido. Tanto las fuerzas rebeldes como las del gobierno han usado los bloqueos para castigar a civiles.

Repetidos esfuerzos para llevar ayuda a Yarmouk han fracasado. Más recientemente, el lunes seis camiones cargados con alimento de la ONU para unas 10.000 personas tuvieron que regresar después de que hombres armados dispararon al convoy.

* Foto de Portada: Una refugiada siria se aprovisiona de agua en un campamento de refugiados en Arsal, Líbano, el domingo, 15 de diciembre del 2013. La ONU dijo el lunes que va a necesitar 13.000 millones de dólares en ayuda en el 2014 para al menos 52 millones de personas en 17 países, incluyendo los millones de sirios que han sido desplazados por la guerra civil. (Foto AP/Bilal Hussein)

En esta foto sin fecha provista por el grupo Palestinos de Siria, se ve a Israa al-Masri, una niña que después murió por enfermedad y hambre, el 11 de enero de 2014, en el vecindario de Yarmouk, en Damasco, Siria. Inquietantes imágenes de niños y ancianos muriendo de hambre están surgiendo en este vecindario capitalino sitiado por las fuerzas leales al presidente Bashar Assad que prohíben el paso de alimento y ayuda a la zona controlada por rebeldes. (Foto AP/Palestinos de Siria)

En esta foto sin fecha provista por el grupo Palestinos de Siria, se ve a Israa al-Masri, una niña que después murió por enfermedad y hambre, el 11 de enero de 2014, en el vecindario de Yarmouk, en Damasco, Siria. Inquietantes imágenes de niños y ancianos muriendo de hambre están surgiendo en este vecindario capitalino sitiado por las fuerzas leales al presidente Bashar Assad que prohíben el paso de alimento y ayuda a la zona controlada por rebeldes. (Foto AP/Palestinos de Siria)

En esta foto sin fecha provista por el grupo Palestinos de Siria, se ve a Awad al-Saidi, quien murió por enfermedad y hambre, el 10 de enero de 2014, en el vecindario de Yarmouk, en Damasco, Siria. Inquietantes imágenes de niños y ancianos muriendo de hambre están surgiendo en este vecindario capitalino sitiado por las fuerzas leales al presidente Bashar Assad que prohíben el paso de alimento y ayuda a la zona controlada por rebeldes. (Foto AP/Palestinos de Siria)

En esta foto sin fecha provista por el grupo Palestinos de Siria, se ve a Awad al-Saidi, quien murió por enfermedad y hambre, el 10 de enero de 2014, en el vecindario de Yarmouk, en Damasco, Siria. Inquietantes imágenes de niños y ancianos muriendo de hambre están surgiendo en este vecindario capitalino sitiado por las fuerzas leales al presidente Bashar Assad que prohíben el paso de alimento y ayuda a la zona controlada por rebeldes. (Foto AP/Palestinos de Siria)