Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Santos se posesiona por segunda vez como presidente

Bogota (Colombia), El Presidente, Rafael Correa Delgado, durante la ceremonia de Posesión de Mando del Presidente Juan Manuel Santos Presidente de la República de Colombia . Foto Mauricio Muñoz E / Presidencia de la República.

Colombia (AP) — El mandatario Juan Manuel Santos se posesionó el jueves por segunda vez como presidente de Colombia en medio de una expectativa nacional e internacional por el futuro del proceso de paz que su gobierno adelanta con la guerrilla de las FARC.


Publicidad

En una intervención de poco más de 45 minutos, Santos centró su discurso sobre los tres pilares que, según dijo, marcarán el rumbo del país en los próximos cuatro años: la paz, la equidad y la educación.

Santos estuvo acompañado de su esposa María Clemencia Rodríguez y sus hijos Martín, María Antonia y Esteban.

Como era de esperarse, el mayor tiempo de su discurso lo empleó en el proceso de paz que desde finales de 2012 su gobierno adelanta en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

“Es nuestra hora y vamos a aprovecharla, nos cansamos de pensar en pequeño, de creer que estamos condenados a la violencia, a la desigualdad, al atraso, a la falta de oportunidades, porque no es así”, dijo Santos ante centenares de invitados en la Plaza Núñez del Congreso.

En su concepto, llegó “la hora no sólo de avanzar en las metas inmediatas, sino de que repensemos y nos repensemos como nación… Ha llegado la hora de subir la vara, de ser más ambiciosos con nuestros sueños”.

El mandatario se dijo convencido de que “Colombia debe unirse en torno al gran propósito nacional (la paz), porque el período que hoy inicia no es mío, ni de los partidos que me apoyaron, ni de los millones de colombianos que respaldaron mis propuestas en las urnas, es… absolutamente de todos los colombianos”.

El jefe de Estado recalcó que la meta es que en 2025 Colombia sea “un país en paz total, un país con equidad y el más educado de América Latina”.

Sobre el proceso de negociación con la guerrilla, Santos indicó que éste estaba en su fase final que, reconoció, será la más complicada.

“Estamos ante un proceso responsable, sólido, al que los colombianos dieron su apoyo el pasado 15 de junio… Voy a emplear todas mis energías en cumplir con ese mandato de paz”.

Para el presidente, es inexplicable que mientras en La Habana las FARC hablan de paz, en Colombia destruyen los acueductos de humildes municipios y atacan el medio ambiente cuando obligan a derramar petróleo en el suroeste del país.

“La paciencia de los colombianos y de la comunidad internacional no es infinita. Señores de las FARC: están advertidos”.

Hasta ahora las delegaciones negociadoras del gobierno y de las FARC han logrado acuerdos en puntos como la reforma agraria y los problemas relacionados con la tierra, la participación política de los rebeldes y el combate conjunto contra el narcotráfico. Actualmente tratan el punto de las víctimas.

El ex presidente y hoy senador Alvaro Uribe (2002-2010), junto con los otros 38 legisladores de su bancada, luego de ser llamados a lista en el Congreso, se retiraron del recinto en una clara señal de la dura oposición que harán al gobierno de Santos.

Uribe dejó en el Parlamento una constancia en la que indicó que su movimiento, el Centro Democrático, no participaba en el acto de posesión de Santos “por los abusos del poder en su elección” y por la anunciada presencia en el país del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Delegaciones de al menos 128 países estuvieron presentes en la ceremonia.

Entre los gobernantes que acompañaron el segundo juramento de Santos figuraron Enrique Peña Nieto, de México; Rafael Correa, de Ecuador; Juan Carlos Varela, de Panamá, y Ollanta Humala, de Perú.

A última hora canceló su viaje a Bogotá el presidente Maduro.

La delegación española estuvo encabezada por el ex monarca Juan Carlos de Borbón, quien inauguró oficialmente su nueva actividad institucional tras la abdicación en favor de su hijo Felipe VI en junio.

Santos, un economista y periodista próximo a cumplir 63 años, fue reelegido jefe de Estado el 15 de junio. Su primer período comenzó el 7 de agosto de 2010.