Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Hay que ir más lejos de la entrega de armas a los que combaten yihadistas”

París, 28 ago (EFE).- El presidente francés, François Hollande, confirmó hoy que ha entregado armas a los grupos que combaten el grupo Estado Islámico (EI) en Irak, pero consideró que hay que ir más lejos, y por eso justificó la conferencia que quiere organizar en París para una cooperación internacional, también militar.


Publicidad

Esa conferencia, que pretende se celebre “desde que se constituya el gobierno iraquí”, tendría como cometido “coordinar la acción internacional contra el EI en el terreno humanitario, de la seguridad, pero también en el militar”, señaló Hollande en el discurso de apertura de la tradicional conferencia con los embajadores franceses.

Subrayó que “hace falta una amplia alianza” para hacer frente a la extensión de EI, pero también marcó su veto al presidente sirio: “que las cosas queden claras, Bachar el Asad no puede ser el aliado de la lucha contra el terrorismo”.

De hecho, su diagnóstico es que ese grupo terrorista ha prosperado porque Estados Unidos y el Reino Unido no quisieron seguir en 2013 a Francia, que preparaba un ataque militar contra el régimen de Bachar el Asad.

“Hace un año dije que hacía falta una intervención internacional en Siria, y que la inacción hacía el juego de los extremistas. Ahora tenemos la demostración, y es implacable”, argumentó.

Hollande contó que ante la extensión del poder de la organización yihadista, que ha pasado de Siria a Irak y “amenaza tanto Bagdad como el Kurdistán iraquí”, “Francia ha decidido asumir sus responsabilidades” con apoyo humanitario a los refugiados, pero también “ha entregado armas a los grupos que luchan contra EI”.

Hizo notar también que “para vencer el EI, para vencer el terrorismo, cada país debe comprometerse a luchar contra las redes yihadistas” y prevenir que jóvenes fanáticos vayan a zonas de combate, con dispositivos como el que ha puesto en marcha su país.

“En el corazón de Oriente Medio, una organización bárbara trata de adquirir la dimensión de un Estado para imponer un califato”, comentó Hollande, que condicionó la participación de Irán como interlocutor en la crisis iraquí a que respete sus obligaciones con la comunidad internacional.

“Tenemos que encontrar una salida a las discusiones” que se llevan a cabo entre el grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) y Teherán sobre su programa nuclear, y que eso pasar porque irán renuncie a acceder a la bomba atómica”, añadió. EFE