Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico decapitó al rehén británico Alan Henning

“Debido a la decisión de nuestro Parlamento de atacar al Estado Islámico, yo, como miembro de la sociedad británica, debo pagar el precio”. Esas son las palabras que los terroristas del ISIS le hicieron leer a Alan Henning, el voluntario inglés que trabajaba en Siria para una ONG y que fue secuestrado por los yihadistas en diciembre de 2013.


Publicidad

En el video, de idéntico formato a los anteriores difundidos por el Estado Islámico, se ve también al verdugo deHenning condenando el accionar del gobierno del Reino Unido contra los terroristas islámicos. Luego de mostrar el cadáver del su cuarta víctima decapitada, muestran a quien será el próximo ejecutado por los musulmanes: Peter Kassig.

Henning aparecía al final del video que los yihadistas divulgaron a mediados de septiembre con la ejecución de otro cooperante británico, David Haines, el tercer rehén asesinado por los extremistas en las últimas semanas, junto con los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Padre de dos hijos, Henning dedicaba su tiempo libre a recoger ayuda para los niños sirios y transportarla a Medio Oriente a través de una organización de voluntarios llamada Aid 4 Syria. Según el diario inglés Daily Telegraph, estaba en su cuarto viaje cuando fue secuestrado el 26 de diciembre de 2013 por un grupo de hombres enmascarados en la ciudad de Al Dana, cerca de la frontera con Turquía.

Sus amigos lo describieron como una persona muy generosa, lista para ayudar a los demás. “Él pensaba que su misión era la de ayudar a los niños sirios”, declaró su esposa, Barbara Henning, hace unos días, antes de que se conociera la ejecución.

El Reino Unido se ha aliado a los Estados Unidos en su lucha contra el ISIS y recientemente el primer ministro David Cameron se unió a la coalición internacional que enfrenta al grupo extremista.