Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Yemen: Los hutíes no se rinden y reivindican su derecho a responder a “agresión”

Un niño sostiene un arma mientras rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, gritan consignas para protestar contra la campaña de bombardeos aéreos liderada por Arabia Saudí durante una manifestación en Saná, Yemen, el 1 de abril de 2015. (Foto AP/Hani Mohammed)

Saná, 19 abr (EFE).- El líder del movimiento de los hutíes, Abdelmalek al Huti, advirtió hoy de que los rebeldes no se rendirán y reivindicó su derecho a responder a la “agresión de Arabia Saudí”, que lidera la coalición árabe que les ataca y que informó de que ha destruido el 80 % de los almacenes de armas rebeldes.


Publicidad

En un discurso televisado, Al Huti aseguró que el pueblo yemení “no se arrodillará nunca” y alertó de que los rebeldes van a responder a las operaciones de Riad “con todas las opciones que tienen, de acuerdo a las condiciones de la batalla y según lo que convenga” al movimiento hutí.

También señaló que la agresión es “criminal e ilegítima y pone de manifiesto que el régimen saudí es peligroso para el pueblo yemení”.

Agregó que EEUU es quien “desató la agresión” y que Israel está “animando y apoyando a quien está llevando a cabo esta operación”.

Por su parte, el portavoz de la coalición, Ahmed al Asiri, dijo desde Riad que las fuerzas árabes han destruido “el 80 % de los almacenes de armas de los hutíes y sus partidarios”, a los que “ya no les queda ningún tipo de potencial militar sobre el terreno”.

Mientras, los aviones de la coalición militar siguen castigando las posiciones de los rebeldes hutíes en el Yemen, que se enfrentan por tierra a las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, sin visos de que cese el conflicto.

Hoy, en la ciudad de Taiz, la tercera más importante del país, se libraron intensos combates entre ambos bandos.

Horas antes, al menos doce rebeldes chiíes y cinco milicianos tribales leales a Hadi murieron en unos enfrentamientos que causaron también la destrucción de tres tanques de los hutíes.

Además, según varios testigos, los aviones árabes bombardearon hoy de nuevo el Palacio Presidencial de la ciudad que, según la coalición, utilizan los hutíes como sede de su comando de operaciones en Taiz.

Ese edificio ha sido blanco de varios ataques de la coalición desde que comenzara su operación “Tormenta de Firmeza”, el pasado 26 de marzo.

La aviación acabó también con el edificio local del Departamento de la Seguridad Política (servicios secretos).

Antes, de madrugada, al menos 16 combatientes chiíes y policías murieron en un ataque aéreo de la coalición árabe contra cuarteles de las Fuerzas Especiales de la Seguridad, fieles a los rebeldes chiíes, situados en el centro de Taiz.

Más al sur, en Adén, también se intensificaron los combates, sobre todo en el barrio de Jur Meksar y en las cercanías del aeropuerto local, que está controlado por los hutíes.

Asimismo, los imanes suníes de las mezquitas han comenzado a enviar mensajes para reclutar a jóvenes de la ciudad para la “yihad” o guerra santa contra los “invasores hutíes”, aseguraron a Efe varios testigos de la ciudad sureña.

Otros enfrentamientos en la provincia de Dalea causaron la muerte de siete milicianos chiíes y cuatro leales a Hadi.

Por otra parte, fuentes tribales informaron de que un ataque lanzado por combatientes tribales suníes en Al Serar, próxima a la ciudad de Redaá -en la provincia de Al Baida-, acabó con la vida de más de diez milicianos chiíes.

Otros tres hutíes perecieron en otro ataque lanzado en uno de sus puestos de control en Ataq, capital de la provincia sureña de Shebua, explicó una fuente de seguridad, que añadió que los responsables del ataque podrían ser miembros de Al Qaeda, que está aprovechando el conflicto para infundir más caos en el país.

En medio de los conflictos y los bailes de bandos, la Primera Zona Militar del Ejército yemení, integrada por más de 15.000 soldados, se ha unido a las fuerzas leales al presidente Hadi en su lucha contra los hutíes, según informó hoy a Efe una fuente castrense.

El anuncio fue realizado por el comandante de esa zona militar, el general Abderahman al Halili, antiguo jefe castrense leal al exmandatario yemení Ali Abdalá Saleh, cuyas milicias afines luchan junto a los hutíes.

Esas fuerzas dominan la mayor parte de la frontera entre Yemen y Arabia Saudí, donde también se han producido ataques.

Tras más de tres semanas de conflicto, no ha sido aceptada ninguna propuesta de alto el fuego humanitaria, mientras la situación de los civiles en el país empeora ante el aumento exponencial de los heridos y la paulatina llegada de ayuda humanitaria.

Organizaciones como Médicos Sin Fronteras, el Comité Internacional de la Cruz Roja o el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, están enviando al país, con dificultades, barcos y aviones cargados con material de emergencia y equipos médicos. EFE