Ecuador. Martes 17 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sanders gana en Alaska y Washington; Clinton sigue al frente

El senador Bernie Sanders, aspirante a la candidatura presidencial demócrata, habla en una escala de campaña el sábado 26 de marzo de 2016, en Madison, Wisconsin. (Foto AP/Andy Manis)

WASHINGTON (AP) — Bernie Sanders ganó el sábado los caucus en Alaska y el estado de Washington, victorias que él espera le ayuden a recuperarse frente a Hillary Clinton, la gran favorita para obtener la candidatura presidencial demócrata.

Publicidad

El senador por Vermont intentaba convertir el apoyo incondicional que tiene entre los activistas liberales en firmes victorias en tres estados a fin de reducir una brecha de 300 delegados ganados por Clinton en el proceso interno. Los dos demócratas también están compitiendo en Hawaii.

En una entrevista con The Associated Press, Sanders consideró los resultados como parte de una remontada en el oeste, y dijo que espera cerrar la ventaja de delegados de Clinton a medida que la contienda se dirija a entidades del noreste más liberales, incluido el estado natal de la ex secretaria de Estado, Nueva York. Dijo también que su campaña está aumentando su acercamiento a los súper delegados, altos funcionarios del partido que pueden elegir a uno de los dos candidatos, y que abrumadoramente apoyan a Clinton.

“El sur es una región muy conservadora del país”, dijo. “Ahora que nos enfilamos a la parte progresista del país, esperamos que nos vaya mucho mejor”.

Añadió: “Hay un camino a la victoria”. Sin embargo, con Clinton en gran ventaja, es difícil.

Clinton anticipó las derrotas: apenas hizo campaña en los tres estados, con sólo un día de actos en el de Washington, y pasó el fin de semana de Pascua con su familia.

Ella se está enfocando en las contiendas del 19 de abril en Nueva York, en busca de una gran parte de los delegados en disputa y para evitar el golpe de perder ante Sanders en un estado al que ella representó en el Senado. Clinton intenta asegurar una cantidad aún mayor de delegados en cinco contiendas en el noreste una semana después, con la esperanza de contar con la suficiente ventaja para unificar al Partido Demócrata y relegar a Sanders a poco más que un candidato de protesta.

Aunque éste marcha cuesta arriba para lograr la candidatura presidencial demócrata, una cadena de derrotas de Clinton pondría de relieve persistentes vulnerabilidades de ella dentro de su propio partido.

Sanders continúa atrayendo a miles de personas a sus actos de campaña —más de 17.000 en Seattle esta semana— y ha recaudado 140 millones de dólares aportados por dos millones de donantes.

Luego de las dos victorias de Sanders el sábado, Clinton mantuvo una ventaja de delegados de 1.228 a 947 sobre su rival, de acuerdo con un análisis de la AP, ventaja que aumenta a 1.697-976 una vez que son incluidos los súper delegados. Se requieren 2.383 delegados para ganar la candidatura.

En un acto de campaña en Madison, Wisconsin, antes de que los electores acudieran a las asambleas partidarias en Hawaii, Sanders se refirió a sus victorias de la jornada como parte de una remontada en el oeste. Señaló que sus recientes triunfos en Utah y Idaho son indicio de que su campaña todavía apunta hacia la candidatura presidencial demócrata.

“Acabamos de ganar el estado de Washington. En eso consiste el impulso”, afirmó. “Que nadie diga que no podemos ganar la candidatura presidencial demócrata ni que no podemos ganar la elección general. Vamos a ganar ambas”.

El legislador ha conseguido la mayoría de su decena de victorias en elecciones primarias en estados con poblaciones predominantemente blancas y en asambleas partidarias, que tienden a atraer a los demócratas liberales más activos.

Sanders tiene un fuerte apoyo entre los electores jóvenes, un sector crucial en la coalición de votantes de las minorías que fue determinante para el triunfo de Obama en dos ocasiones.

En Spokane, Washington, numerosas personas que pretendían votar en los caucus formaron una enorme fila que rodeaba el estacionamiento de una secundaria.

“Creo que uno de los puntos más importantes es la educación gratuita para los alumnos”, dijo la estudiante Savannah Dills, de 24 años, que apoya a Sanders. “Y sacar las grandes donaciones de las campañas. A Sanders no le pagan los multimillonarios”.

____

Los periodistas de The Associated Press Hope Yen, en Washington; Nicholas K. Geranios, en Spokane; Walker Orenstein, en Seattle; Rachel La Corte, en Olympia, y Becky Bohrer, en Juneau, contribuyeron a este despacho.

Publicidad