Ecuador. Domingo 26 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dilma dice que proceso en su contra tiene “componente fuerte” de machismo

Dilma, foto: okdiario.com

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, dijo hoy que cree “que hay un componente fuerte” de machismo detrás del proceso que la puede llevar a perder el cargo y aseguró que “este no pasaría si el presidente fuera un hombre”.

Publicidad

En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, Rousseff afirmó que en el trámite para un juicio político percibe “varios tipos de violencia” y aseguró que “hay mezclado también un alto grado de prejuicios” que vinculó a su condición de mujer.

“Creo que hay un componente fuerte” de machismo, indicó la jefa de Estado, quien citó reportajes aparecidos en la prensa local que calificó de “misóginos” y ofensivos con las mujeres.

“Han dicho que estoy nerviosa, histérica, desequilibrada y hasta han insinuado que soy autista”, apuntó la presidenta, quien aseguró que esos calificativos no habrían sido usados con un hombre.

“No soy de desesperarme. Tengo capacidad de lucha. Soporté la dictadura y la tortura. Pero lamento profundamente el alto grado de prejuicios contra las mujeres”, declaró.

El proceso iniciado contra la mandataria se fundamenta en unas maniobras fiscales con las que el Gobierno maquilló sus resultados, que según Rousseff no constituyen un “delito de responsabilidad”, que es como la Constitución define las causas que pueden llevar a la destitución de un gobernante.

El tramite, aprobado este domingo por la Cámara de Diputados, está ahora en manos del Senado, que esta semana deberá instalar una comisión de 21 miembros que analizará el caso y preparará un informe que luego será llevado al pleno de la cámara.

En caso de que el pleno respalde la apertura del juicio político, Rousseff deberá separarse del cargo mientras dure el proceso y será reemplazada temporalmente por el vicepresidente Michel Temer, que en caso de su destitución completará el mandato que vence el 1 de enero de 2019. EFE (I)