Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El chiste de Nicolás Maduro sobre la escasez que indigna a muchos venezolanos

El presidente venezolano Nicolás Maduro. EFE/PRENSA MIRAFLORES

Durante un acto de Gobierno en el que se lanzaba una revista sobre los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), una estrategia estatal para intentar combatir la escasez distribuyendo alimentos básicos a precios subsidiados, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se atrevió a bromear sobre lo que ya es conocido en su país como ‘la dieta de Maduro’.

Publicidad

Y no fue cualquier broma. “La dieta de Maduro te pone duro”, ese fue el comentario que hizo entre risas el mandatario al escuchar que el público respondía que esa ‘dieta’ era la razón por la que uno de los asistentes estaba más delgado. Maduro le preguntó a Gustavo Villapol por qué estaba “tan flaco” y este le hizo gestos de que era por el ejercicio que hacía, pero se escucha que por otro lado le dicen que es “por la dieta de Maduro”.

El presidente se ríe a carcajadas y asegura que “la dieta de Maduro te pone… duro, sin necesidad de viagra”. A sus seguidores también les hace gracia y hasta le celebraban lo que dice con aplausos.

Sin embargo, su chiste no fue tan bien recibido por algunos sectores de la ciudadanía que se sintieron ofendidos, en momentos en que un tema tan delicado como la falta de alimentos limita las posibilidades de muchos a comer una sola vez al día.

El rechazo fue generalizado en la oposición, que de inmediato se manifestó en contra de lo ocurrido. El líder de oposición Henrique Capriles lo calificó como un “mal chiste” y señaló a través de su cuenta de Twitter que Maduro es el culpable del hambre de los venezolanos y recalcó que “no es un chiste”, en un video en el que contrastó su broma con la realidad de las calles y las estanterías vacías.

Venezuela atraviesa por una grave crisis económica y humanitaria que se desprende de la elevadísima inflación, la escasez de alimentos y medicamentos, sumado a los altos índices de violencia en el país. Según una encuesta de More Consulting, publicada por una comisión de la Asamblea Nacional, menos de un tercio de la población se alimenta adecuadamente con tres comidas balanceadas por día.

Las autoridades venezolanas no aceptan que afrontan una crisis humanitaria sin precedentes y aseguran que todo se trata de “guerra económica” de la que culpan a otros agentes externos. Entre tanto, los ciudadanos se ven obligados a pasar largas horas haciendo filas para conseguir los alimentos básicos que escasean en tiendas y supermercados. (I)

Publicidad