Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Wikileaks filtra un correo de Clinton en el que acusa a Arabia Saudí y Qatar de “apoyar” al Estado Islámico

La ex secretaria de Estado y candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, afirmó en un correo electrónico publicado este lunes por Wikileaks que Arabia Saudí y Qatar “dan apoyo financiero y logístico de forma clandestina” al Estado Islámico (ISIS).

Publicidad

En el correo, fechado el 17 de agosto y enviado a su jefe de campaña, John Podesta, pide “usar herramientas diplomáticas y de Inteligencia tradicionales para presionar a Qatar y Arabia Saudí”.

Así, resalta que los gobiernos de estos dos países estaban dando apoyo a “otros grupos radicales suníes en la región”, al margen del ISIS.

Siria ha acusado en numerosas ocasiones a Arabia Saudí y Qatar, entre otros, de respaldar con armas, dinero y apoyo diplomático al grupo yihadista, que controla parte del país y de Irak.

“Con todos sus aspectos trágicos, el avance del ISIS en Irak da al Gobierno estadounidense una oportunidad para cambiar la forma en la que hace frente a la caótica situación de seguridad en el norte de África y Oriente Próximo”, agrega.

Evitar una solución de la “vieja escuela”

Clinton señala además que “el factor más importante es hacer uso de los recursos de Inteligencia y las tropas de operaciones especiales de una forma agresiva, evitando una solución a la ‘vieja escuela’”.

“Es importante que una vez que nos enfrentemos al ISIS (…), nosotros y nuestros aliados lo hagamos hasta que sufran una derrota tangible, ya que cualquier cosa distinta sería considerada por otros combatientes en la región (…) como una derrota estadounidense”, argumenta.

Por ello, aboga por enviar asesores a Irak y dar apoyo aéreo a las fuerzas de seguridad kurdas para lograr derrotar al ISIS, manifestando que “esto daría al nuevo Gobierno de Irak una oportunidad de organizarse”.

“Asimismo, reestructuraría la resistencia suní en Siria, moviendo el centro de poder hacia fuerzas más moderadas como el Ejército Libre Sirio”, remacha la ex secretaria de Estado estadounidense. (I)

Publicidad