Ecuador. Martes 25 de Abril de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. subraya que Venezuela debe permitir a la gente expresarse libremente

Foto difundida por @VenteVenezuela

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, subrayó hoy la importancia de que los venezolanos puedan expresarse libremente y advirtió del riesgo de conflicto que se genera cuando un Gobierno trata de silenciar a sus ciudadanos.

Publicidad

“Estamos muy preocupados por Venezuela“, dijo Haley en respuesta a preguntas de los periodistas sobre la situación en el país latinoamericano.

Según aseguró, Estados Unidos quiere asegurarse de que las autoridades venezolanas “prestan atención a su Constitución” y “permiten que la gente hable”.

“Hemos visto en tantas áreas diferentes el mundo que cuando un Gobierno trata de oprimir cualquier tipo de libertad de expresión, eso resulta en conflicto”, apuntó Haley, que este mes preside el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Preguntada por la posibilidad de que este órgano aborde la situación en Venezuela, la embajadora estadounidense prefirió no responder claramente.

Haley se limitó a señalar que su país está “siguiendo de cerca” lo que está ocurriendo en el país.

Este miércoles, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro “está violando su propia Constitución y no está permitiendo que las voces de la oposición sean escuchadas”.

Mientras, el secretario general de la ONU, António Guterres, mostró hoy a través de un portavoz su preocupación por las protestas que se están viviendo en Venezuela e hizo un llamamiento al Ejecutivo y a la oposición para que se comprometan a reactivar el diálogo político.

La oposición venezolana llamó hoy a concentrarse en varios puntos de Caracas para intentar nuevamente marchar hacia la Defensoría del Pueblo, luego de la jornada de protestas similar de ayer que terminó con un saldo de tres muertos, decenas de heridos y más de 500 detenidos. EFE