Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

CAL no admite pedido de juicio contra Paulo Rodríguez

El pedido de juicio político contra Paulo Rodríguez, presidente del Consejo de la Judicatura Transitorio (CJT), no fue admitido por el Consejo de Administración Legislativa (CAL). La solicitud fue presentada por el asambleísta César Rodríguez.


Publicidad

El presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Cordero, anunció que incumplieron los procedimientos porque las firmas fueron presentadas por la asistente y no por el propio Rodríguez.

Sin embargo, el legislador del Movimiento Popular Democrático (MPD), Francisco Ulloa, manifestó que Rodríguez podrá remitir el pedido nuevamente al CAL para su admisión.

3 Comentarios el CAL no admite pedido de juicio contra Paulo Rodríguez

  1. guillermobastidastello // jueves 15 de septiembre de 2011 en 20:42 //

    QUE VERGÜENZA, QUE CINISMO, QUE CORRUPCIÓN, YA BASTA DE TANTA CLOACA

  2. guillermobastidastello // jueves 15 de septiembre de 2011 en 20:52 //

    EL
    CINISMO

    Cuando el mundo se hunde en  una crisis de valores y se agota en un arrogante
    ascenso de los antivalores como elemento preponderante en la cotidianeidad de
    la humanidad, el cinismo eleva sus garras y clava sus pesuñas para perennizarse
    en la consciencia resquebrajada y enferma del Homo saphiens. La humanidad
    entonces se vuelve cínica en el amor, cínica en los negocios, cínica en la
    tecnología, cínica en la ciencia, cínica en la educación, cínica en la
    información, cínica en la política,  cínica
    en la forma de gobernar, cínica en la forma de legislar, cínica en el liderazgo
     y hasta cínica en la forma de morir.

    En el cínico no existe la
    consciencia como tal,  sino una
    rudimentaria relación estratégica y táctica, de escrúpulo y de desinhibición,
    de pragmatismo e instrumentalismo, todo ello movido a manera de manipulación
    por parte de un yo político que piensa en primer y último término en sí mismo,
    que interiormente se desinhibe y exteriormente se amuralla.

    Todo cínico, tapa, cubre, fomenta, anima,
    promueve y legitima la corrupción y la impunidad.

    Los gobiernos cínicos recurren a  controles burocráticos, a estados de
    excepción, a eliminación de procesos de licitación, a suspensión de concursos
    de merecimientos y oposición, se apropian de la justicia, reprimen el
    pensamiento y la palabra; criminalizan la protesta social y la oposición;  patrocinan la rápida acumulación de riqueza y
    la transferencia de recursos públicos a personas, grupos o empresas vinculadas
    al poder político.

    Cuando el cinismo gobierna se hacen contratos con empresas  “mafiosas” y 
    empresarios  “gánsteres”, a pesar
    de que se los descalifica públicamente.

    El cinismo del régimen reconoce la sosería del
    discurso revolucionario sociolisto, pero lo usa habilidosamente  para engañar a la población.

    Las autoridades cínicas saben de los negociados fraudulentos
     y saben que todo el mundo sabe, pero aún
    así se mantienen en su disfraz de honestidad.

    El cínico establece un sistema de perfeccionamiento y
    acreditación de la corrupción, ¡robé y qué! En la partidocracia también lo
    hicieron, dice el cínico.

    En el régimen del cinismo ya no es necesario robar y
    esconderse, ya no se encubre la corrupción, ya no hay vergüenza al doblar
    el billete junto a la licencia, para salvar la infracción, ya no se sonrojan al
    escuchar sobre, los contratos millonarios sin licitación, las coimas, las gratificaciones,
    el peculado, el delito, el fraude,  el
    tráfico de influencia, las palancas, el enriquecimiento ilícito de los alza
    manos. En el cinismo ya todo o casi todo se hace a plena luz del día, con
    escrituras públicas.

    El cinismo gubernamental, formaliza el despotismo, el
    abuso del poder, el silencio de los medios informativos, todos los excesos,
    insultos, vejaciones, improperios, maltratos, injurias, humillaciones lo vuelve
    cotidiano y normal.

    El pueblo en el régimen cínico se vuelve sordo, ciego y mudo,
    se vuelve manso, dócil,  obediente,
    sumiso, doméstico. Entonces el cínico, 
    feliz y encantado busca la reelección, porque su pueblo se va
    contagiando lenta y progresivamente del cinismo, el pueblo se vuelve cínico y
    el cínico gobierna por los siglos de los siglos.

    Dr. Guillermo Bastidas Tello

     

     

  3. QUE PRESENTE OTRA VEZ…Y  EL CORCHITO…ABUELITO VIAJERO..  LO  NEGARA NUEVAMENTE  ARGUMENTARA…QUE FIRMO PARADO Y NO SENTADO, O QUE LO HIZO CON BOLIGRAFO NEGRO Y NO ROSADO…
    TOTAL PARA ESO ESTAN LOS “PANAS”…PARA CUBRIRSE LAS ESPALDAS..HOY POR TI MAÑANA POR MI Y TODOS LOS REVOLUCIONARIOS CONTENTOS, Y CESAR RODRIGUEZ A HACER ROLLITO SUS DOCUMENTOS Y ….
    VIVA LA REVOLUCION!!!
    PARA ESO GANARON LAS ELECCIONES, PARA APODERARSE DE TODAS LAS ENTIDADES DEL ESTADO Y QUE REINE LA IMPUNIDAD……TODO CON LA BENIA DE SU EXELENTISIMO SR PRESIDENTE..
    QUE ASCOOO!!!  

Los comentarios están cerrados.