Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sesenta ciudadanos presentan demanda contra la ley de medios

Diego Cornejo, periodista. Foto de Archivo.

Ecuador (AP) — Un grupo integrado por cerca de 60 periodistas, escritores y ex asambleístas presentó el martes una demanda colectiva contra la ley de comunicación, vigente desde hace dos meses, que establece sanciones económicas y administrativas para periodistas y medios de comunicación.


Publicidad

El director de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos, Diego Cornejo, dijo en rueda de prensa que estamos “ejerciendo nuestros derechos garantizados por la constitución y hemos suscrito esta demanda” contra la ley orgánica de comunicación.

La demanda fue presentada ante la Corte Constitucional, que no tiene plazo para resolver el requerimiento.

La norma, impulsada por el presidente Rafael Correa, fue aprobada el 25 de junio por la mayoría del partido de gobierno, Alianza País, que domina la Asamblea tras las elecciones generales de febrero en las que el mandatario fue reelegido para un nuevo período de gobierno hasta 2017.

En la demanda, a la que tuvo acceso The Associated Press, se argumenta que “las restricciones definidas de manera vaga y combinadas con sanciones altamente punitivas crean condiciones ideales para la autocensura de los medios”.

En la ley se permite que cualquier persona pueda demandar por sentirse afectada en alguno de sus derechos, así como también crea organismos de control de lo publicado por los medios.

El abogado Enrique Herrería, quien patrocina la demanda, dijo que “pedimos la suspensión de los efectos de esta ley y en la etapa procesal que se determine la invalidez jurídica de esta ley”.

En la parte medular, la ley crea organismos como el Consejo de Regulación, el Consejo Consultivo y la Superintendencia de la Información y Comunicación.

La superintendencia podrá realizar auditorías, aplicar sanciones económicas y administrativas y establecer la responsabilidad civil y penal a los periodistas que difundan textos que lesionen derechos.

También establece la figura del “linchamiento mediático” destinada a “garantizar el buen nombre de las personas”.

Los medios han expresado temor que esto impida investigaciones sobre corrupción.

La norma también establece una nueva política para la cesión de frecuencias de radio y televisión.

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=2ocxae2sSiY