Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ledezma recurre a la OEA mientras Maduro muestra más pruebas de supuesto golpe

Una manifestante asiste al acto por la libertad del alcalde de Caracas y dirigente opositor Antonio Ledezma, en Caracas, Venezuela, 20 de febrero de 2015, arrestado por estar implicado en un presunto plan para derrocar al presidente Nicolás Maduro. La bancada oficialista venezolana se disponía el martes 24 de febrero de 2015 a retirarle el fuero parlamentario al congresista Julio Borges, una de las principales figuras de la oposición, e iniciarle juicio por su presunta vinculación con un complot, convirtiéndose así en el segundo dirigente que es sometido a proceso en menos de una semana. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Representantes del alcalde opositor de Caracas encarcelado, Antonio Ledezma, acudieron a pedir por su liberación en la sede de la OEA en Venezuela mientras el presidente Nicolás Maduro reveló nuevas pruebas del supuesto golpe de Estado desmantelado la semana pasada.


Publicidad

Maduro continuó de esta forma facilitando información sobre el fallido levantamiento organizado, según el Ejecutivo, desde Estados Unidos y en el que estarían implicados opositores, entre ellos el mismo Ledezma, un plan que contemplaría acabar con su vida mediante un ataque aéreo el 12 de febrero.

El jefe del Ejecutivo reveló un audio en el que se escucha a Carlos Osuna Saraco, uno de los señalados de estar detrás de la trama golpista, pedir su renuncia, unas palabras que, aseguró Maduro, fueron entregadas por escrito el mismo día por una funcionaria de EE.UU. a los conjurados en Caracas.

“Este señor vive en Nueva York. Gobierno de los EE.UU. lo vamos a solicitar judicialmente a este señor y a todos los conjurados”, anunció el presidente venezolano.

Ese día de febrero, según la información revelada por el Gobierno, la proclama que se escucha en el audio debía de ser retransmitida en televisión a través del canal venezolano Televen y el estadounidense CNN en Español cuando el levantamiento ya estuviese en marcha.

En el audio, grabado el pasado 7 de enero, según informó Maduro, por un “patriota cooperante” se escucha a quien sería Osuna Saraco calificar al presidente venezolano de “espurio e ilegal” y rechazar una supuesta “injerencia extranjera” dentro de la Fuerzas Armadas.

“Pedimos a los altos miembros del alto mando militar (…) que se coloquen del lado correcto de la historia, que es el de la defensa de la constitución (…) incorporándose de manera inmediata a este movimiento”, continúa.

Maduro presentó también un texto titulado ‘Medidas inmediatas del Gobierno de transición democrática y unidad nacional. Plan de 100 días‘, un documento, dijo, “capturado a los violentos que están presos” y que no ha salido a la opinión pública.

Osuna Saraco fue señalado la semana pasada de mantener conversaciones telefónicas con el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien se encuentra preso y acusado de “conspiración” y a quien desde el Gobierno vinculan con este fallido levantamiento.

La esposa del burgomaestre, Mitzy Capriles, acudió ayer a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Venezuela dentro de una estrategia a favor de Ledezma que en las próximas fechas se ampliará con una gira por varios países todavía por anunciar.

“Una vez más, Antonio Ledezma recurre a la OEA (Organización de Estados Americanos) para ser oído en relación a una arbitrariedad”, declaró Capriles a periodistas tras abandonar la sede del organismo continental.

Ledezma se encuentra preso desde el pasado 20 de febrero acusado de conspiración y asociación para delinquir por la fiscalía que le vincula con dos jóvenes acusados de conspiración para la rebelión en septiembre pasado, personas que el alcalde caraqueño admitió conocer aunque aseguró entonces que eso no significaba “formar parte de una red de terroristas”.

El expresidente colombiano, Andrés Pastrana, solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington dictar medidas cautelares para proteger los derechos de Ledezma y otros cinco opositores por considerar que en Venezuela está “en riesgo la vida” de aquellos que están en “desacuerdo con la política” del Gobierno.

“Hemos hecho fundamentalmente una solicitud de medidas cautelares para Leopoldo López, para María Corina (Machado), para el alcalde (Daniel) Ceballos, para Antonio Ledezma, para (el diputado) Julio Borges y para Henrique Capriles”, dijo Pastrana a los periodistas tras presentar la solicitud.

Está por ver cómo el gobierno venezolano responderá a estos dictámenes ya que desde 2013 se encuentra fuera de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), decisión que implicó la retirada venezolana del mecanismo que da base jurídica tanto a la CIDH como a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

La CIDH afirmó entonces que Venezuela seguiría, pese a su retirada de la CADH, sujeta a su jurisdicción como Estado miembro de la OEA.

Todo esto en un día en el que finalmente se confirmó la visita a Venezuela el próximo viernes de una delegación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), encabezada por su secretario general, Ernesto Samper, llegada confirmada por el mismo Maduro también en su programa.

“Bienvenida la delegación de Unasur. Gracias a dios tenemos Unasur que nos proteja, que nos acompañe, que nos permita transitar estas batallas contra golpes de Estado, intervencionismos imperialistas”, dijo el jefe del Ejecutivo venezolano.

Un día después de la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, Samper anunció a través de un comunicado una visita a Caracas de los cancilleres, miembros de Unasur, de Brasil, Colombia y Ecuador “útil en el propósito de contribuir a una despolarización del ambiente político que se vive en la hoy compleja realidad de Venezuela“. EFE