Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Patiño se congratula por avance en caso Assange

Julian Assange con el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño. Foto de Archivo: La República

El canciller Ricardo Patiño, se congratuló este viernes de que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la Embajada del país de Ecuador en Londres desde 2012, vaya a ser interrogado en Londres sobre el caso por el que es investigado e Suecia, aunque también se lamentó de retrasos en el proceso.


Publicidad

Uno de los abogados del periodista australiano, Thomas Olsson, informó ayer desde Copenhague de que Assange ha dado su consentimiento formal a ser interrogado en Londres por el caso abierto contra él desde hace casi cinco años en Suecia por presuntos delitos sexuales, acusación que él niega.

“En buena hora que ésto avance, lástima que sea con tanto tiempo de retraso, pero en buena hora que avance y que la justicia finalmente se pueda imponer”, comentó Patiño.

Assange “está mas contento, más animado”, agregó.

Según el abogado Olsson, el jueves enviaron a la fiscal superior de Suecia, Marianne Ny, una confirmación escrita del consentimiento de Assange a ser interrogado.

La Fiscalía se había negado hasta entonces a esa medida, alegando que las leyes suecas exigen que el interrogado se encuentre en el país durante la investigación preliminar de este tipo de delitos.

Pero la posibilidad de que los delitos puedan prescribir este año hizo que Ny cambiara de postura.

El canciller dijo hoy en una entrevista con la televisión Gama que se desconoce aún la fecha del interrogatorio, una cuestión que tiene que definirse entre los abogados de Assange y la Fiscalía sueca, subrayó.

“Después de eso, pues se solicitará el permiso a Gran Bretaña y al Ecuador que, como sabemos, vamos a concederlo porque ya lo hemos dicho desde hace tiempo”, comentó Patiño al recordar que el Gobierno ecuatoriano había insistido en la posibilidad de que se tomasen las declaraciones en la Embajada.

Aclaró que también “desde el primer día”, Assange estuvo dispuesto a que se le tomen declaraciones en la sede diplomática, pero “recién la Fiscalía sueca” decide hacerlo, dijo.

Patiño dijo que para Assange surge así la posibilidad de “ver un poquito de luz al final del túnel después de dos años de no haber tenido ninguna respuesta de la justicia sueca” y

Assange es buscado por cuatro supuestos delitos, que él niega, contra dos mujeres cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente con cargos.

El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.

Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y entonces comenzó un largo proceso judicial en el Reino Unido, que culminó cuando el Supremo británico rechazó su último recurso en junio de 2012.

Ecuador concedió entonces asilo político al “exhacker” para evitar la posibilidad de que fuera enviado a EE.UU., donde podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida en WikiLeaks. EFE (I)