Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador cree “contrasentido” afirmación de Gobierno británico en caso Assange

Ecuador consideró hoy un “contrasentido” las declaraciones del ministro británico de Asuntos Exteriores, Hugo Swire, quien dijo que el Gobierno ecuatoriano debe reconocer que su decisión de dar asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en su embajada en Londres impidió “que la Justicia siguiera su curso”.


Publicidad

“Es realmente un contrasentido lo que ellos dicen”, sostuvo hoy el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

Las declaraciones del Gobierno británico, que también anunció que enviará una protesta formal ante Ecuador por otorgar dicho asilo, tuvieron lugar el jueves tras conocerse que la Fiscalía sueca cerró una parte de las acusaciones que pesaban sobre Assange, refugiado en la embajada de Ecuador desde junio de 2012, al haber prescrito los delitos de acoso sexual que presuntamente cometió en 2010.

En ese sentido, Patiño dijo hoy que no ha visto “la queja, todavía”, pero comentó que ha escuchado “la intervención del segundo de la Cancillería británica”.

El ministro aseguró que desde el primer día en que dieron el asilo a Assange, en junio de 2012, le dijeron al Gobierno de Suecia que Ecuador estaba “listo y dispuesto a facilitar las condiciones” para que se tomaran las declaraciones al fundador de WikiLeaks respecto a los casos en los que estaba involucrado.

“Suecia nunca lo hizo”, apuntó el canciller en una entrevista en la radio Sonorama, en la que agregó: “ahora, corriendo, en los últimos minutos y al apuro, nos dijeron queremos entrar a tomar las declaraciones”.

Patiño se preguntó por qué ahora Suecia sí quería tomar las declaraciones y no lo hizo antes.

El canciller dijo que con esto se demuestra “el trato discriminatorio en contra de un ciudadano, como Julian Assange, al que nunca le quisieron tomar la declaración”, pero luego quisieron hacerlo “en una actitud (jurídica) tramposa” para que no prescribiera el caso.

“Esa es la actitud que hay que rechazar”, dijo al apuntar que aún no se quiere referir “a lo que ha hecho el Gobierno británico”.

“No entendemos por qué el acoso a nuestra embajada, como si nosotros fuéramos a hacer alguna actitud ilegal con el caso de Julián Assange”, añadió Patiño.

Este jueves se informó que la Fiscalía sueca cerró las acusaciones que pesaban sobre Assange por abuso sexual y coerción ilegal, mientras que la más grave, por violación “en grado menor”, seguirá vigente hasta el 17 de agosto de 2020.

Suecia no ha presentado cargos formales contra Assange por esas acusaciones, dado que está obligada por ley a interrogar antes al sospechoso.

El fundador de Wikileaks se ha negado reiteradamente a acudir a Suecia para responder en esos casos por considerar que existía el peligro de que se le extraditara a Estados Unidos, donde cree que puede ser condenado hasta con la pena de muerte por haber filtrado información clasificada de ese país. EFE [I]