Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tribunal de Pichincha niega hábeas corpus solicitado por exgerente en caso Petroecuador

Petroecuador. Foto de Archivo, La República.

Entre la tarde y noche de ayer, los jueces de la Sala Penal de la Corte de Justicia de Pichincha, Miguel Jiménez, Narcisa Pacheco y Mónica Bravo desecharon el recurso de hábeas corpus interpuesto por el exgerente de Petroecuador, Marco C., quien es investigado desde el 11 de noviembre pasado, por el delito de delincuencia organizada.


Publicidad

Que no se habían violado los procesos fue el argumento esgrimido por el Tribunal para negar el pedido interpuesto por Pablo Encalada, defensa del exfuncionario petrolero. Esta decisión llega a seis días de que otro Tribunal de la Corte de Pichincha negó la apelación que este procesado también hizo a la prisión preventiva que pesaba en su contra.

En la misma operación en que se detuvo al exgerente de Petroecuador, el 10 de noviembre último, también fueron detenidos el contratista y exfuncionario petrolero Eduardo V. y a Diego T., exsubgerente de Refinación de la empresa pública de petróleos de Ecuador.

Encalada señaló en la audiencia que hasta el momento no existe una sola evidencia que justifique el mantener detenido a su cliente. Descartó que Marco C. tenga relación con la offshore Kilkeny Business S.A., radicada en Bahamas, empresa en la cual, según Fiscalía, se habrían depositado $400.000 desde la empresa Girbra, de propiedad de Alex Bravo, exgerente de Petroecuador investigado por cohecho, delincuencia organizada y peculado.

Según Encalada, la mayor prueba de que Marco C. no esconde nada, es que aún conociendo, a través de los medios, que se les inició investigaciones por diversos delitos a Alex Bravo y a Carlos Pareja Yanuzzelli, exministro de Hidrocarburos, él no salió del país y permaneció con su ritmo de vida habitual.

Al momento dentro de la investigación por el delito de delincuencia organizada han transcurrido 41 de los 90 días definidos por la justicia como tiempo para la instrucción fiscal. (I)