Ecuador. Viernes 18 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assange es libre de abandonar Embajada ecuatoriana, dice su abogado sueco

Baltazar Garzón, Guillaume Long y Julian Assange. Foto de la cuenta de Twitter de Long.

La defensa del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, señaló hoy que la decisión de la Fiscalía sueca de cerrar la investigación contra el periodista australiano por supuesta violación supone que puede abandonar la Embajada de Ecuador en Londres, donde lleva recluido desde 2012.


Publicidad

“Es una victoria total para Julian Assange. Es libre de dejar la embajada cuando quiera. Hemos ganado el caso Assange. Está contento y aliviado, pero critica que haya tardado tanto tiempo”, declaró el abogado Per E. Samuelsson, a la emisora pública “Radio de Suecia”.

Samuelsson aclaró que no sabe cuándo podría abandonar la legación diplomática el periodista, pero añadió que Suecia “ya no pondrá ningún impedimento para que lo haga”, porque “está fuera del juego”.

El letrado informó a su defendido de la noticia en un mensaje de texto, al que Assange respondió: “¿En serio? ¡Oh, Dios mío!”.

La Fiscalía sueca anunció hoy el cierre de la investigación, lo que podría suponer el levantamiento de la orden de arresto internacional, por la imposibilidad de hacer avanzar la investigación tras casi siete años.

Samuelson cree que esa decisión obedece a las respuestas facilitadas por Assange en el interrogatorio realizado en noviembre en Londres ante el fiscal ecuatoriano Wilson Toainga, siguiendo un cuestionario elaborado por Suecia, y a que Estados Unidos ha admitido ahora que podría presentar cargos contra aquel por la información clasificada difundida por WikiLeaks.

Assange siempre se ha negado a entregarse a Suecia porque teme ser enviado luego a Estados Unidos para afrontar un juicio militar.

La defensa del periodista presentó hace dos semanas una nueva petición ante un juzgado de Estocolmo, la tercera en menos de tres años, para que se levantara la orden de arresto, apelando a que las autoridades estadounidenses reconocen que podría ser imputado.

Assange fue detenido por la policía británica en diciembre de 2010, y a partir de ahí comenzó un proceso judicial que culminó en junio de 2012, cuando el Supremo reafirmó la extradición a Suecia y el periodista se refugió en la legación ecuatoriana. EFE