Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Astrónomos advierten sobre peligro de la contaminación espacial

Un satélite en órbita. Foto de Archivo, La República.

Managua, 22 abr (EFE).- La Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses “Stephen Hawking” (Astronic) advirtió hoy sobre los efectos de la basura espacial en la Tierra, que pone en peligro su proyecto de satélite Nicasat, valorado en 300 millones de dólares.


Publicidad

El presidente de Astronic, David Castillo, dijo en rueda de prensa con motivo del Día Mundial de la Tierra que “la situación actualmente es grave, porque hasta la fecha se han lanzado grandes cantidades de satélites y cohetes que actualmente no están activos”.

“Ahora se está proyectando que cada país trate de poner satélites en órbita sin tomar en cuenta los riesgos. Si Nicaragua, por ejemplo, lanza el (satélite) Nicasat, choca con esta basura y lo daña ¿a quién vamos a reclamar, a quién vamos a demandar?”, preguntó Castillo.

Astronic advirtió que Nicaragua, con su proyecto de satélite Nicasat, que en 2016 debe estar en órbita, tiene en juego 300 millones de dólares que podrían perderse si el aparato es impactado por la basura espacial.

Cálculos de la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés), indican que la basura espacial suma unos 500.000 objetos, incluyendo satélites enteros y piezas pequeñas.

“La situación que tenemos es que un satélite activo puede ser impactado por otro inactivo, o por restos de cohetes, cápsulas, o arandelas y tornillos que andan orbitando alrededor de la Tierra”, alertó el astrónomo nicaragüense.

Según la NASA, uno de estos objetos puede alcanzar velocidades de 28.000 kilómetros por hora.

“Hay 5.448 satélites activos y 947 que no están activos. Esta basura puede precipitarse a la Tierra y causar daños”, señaló.

Recordó que en 1978 cayó un satélite inactivo sobre Texas, Estados Unidos.

Castillo indicó que los tanques de los cohetes tienen doble peligro, porque contienen hidracina, una sustancia altamente tóxica utilizada como combustible.

Asimismo, Astronic reclamó que los países desarrollados no han realizado esfuerzos suficientes para eliminar la basura espacial. EFE