Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Madrid reforzará controles para celebrar Nochevieja en la calle

madridsingular.blogspot.com

Madrid, (EFE).- Madrid reforzará esta noche los controles entre quienes desean estar presentes en la fiesta que se celebra en una céntrica plaza de la ciudad y desde la que, a través de la televisión, se siguen las campanadas que dan paso al nuevo año.


Publicidad

En España está vigente desde hace meses el nivel de alerta 4 (de 5) en prevención de acciones terroristas, lo que se traduce en una mayor presencia policial en las calles e infraestructuras críticas como puertos, aeropuertos, estaciones ferroviarias, centros comerciales y otros lugares públicos.

El reforzamiento de la seguridad en la noche de hoy se debe más bien a la prevención para evitar incidentes derivados del ambiente lúdico y el consumo de alcohol, así como a que determinados lugares no estén masificados y haya riesgo de avalanchas.

A medianoche todos los ojos de los españoles están puestos en la Puerta del Sol de Madrid, donde un reloj marca el paso de un año a otro y cada una de las doce campanadas es seguida por la ingesta de una uva, en una tradición de cerca de un siglo.

Seiscientos agentes de las Policías municipales y nacionales, bomberos y sanitarios integran el dispositivo de seguridad y emergencias en la Puerta del Sol con motivo de las campanadas de Fin de Año.

La novedad este año es que se ha limitado el aforo a 25.000 personas, la mitad de la capacidad estimada del lugar.

Tres horas antes comenzarán los controles de acceso a la plaza, que solo se podrá efectuar por cuatro de las diez calles por las que se puede llegar al lugar.

En estas cuatro vías se establecerá un primer cinturón de seguridad, donde se harán un conteo pormenorizado de las personas que entran a la Puerta del Sol.

El control y vigilancia de los accesos correrá a cargo de la Policía Municipal y la Policía Nacional, que establecerán filtros para evitar la entrada de petardos, bengalas, vidrios y objetos contundentes que puedan ser utilizados como elementos arrojadizos.

Por ello, los agentes revisarán bolsas y mochilas y realizarán cacheos corporales para facilitar la seguridad integral del evento.

La estación de Metro de Sol, una de las más concurridas de la ciudad, cerrará durante varias horas para evitar aglomeraciones.

La Policía tendrá también trabajo por otros acontecimientos que albergará la capital española, entre los que destaca la carrera atlética de San Silvestre, que tiene lugar en la última tarde del año.

Asimismo, en un pabellón deportivo de la zona sur de la ciudad se celebrará un festival de música electrónica que inicialmente había sido prohibido por el Ayuntamiento de Madrid por “problemas de seguridad enormes”.

Sin embargo, un juez de la ciudad ha dictaminado que el evento se puede celebrar tras llegar a la conclusión de que no existe riesgo y se cumplen las medidas necesarias.

Sobre ese tipo de fiestas pesa el recuerdo de la madrugada del 1 de noviembre de 2012, cuando cinco jóvenes murieron en una avalancha durante una fiesta musical con motivo de Halloween en un pabellón municipal. EFE

nac/jgb/lab