Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Farah, Ennis y Rutherford disparan el orgullo británico

Londres, 4 ago (EFE).- Mo Farah, Jessica Ennis y Greg Rutherford dispararon a cotas impensadas el orgullo británico con sus respectivas victorias en 10.000 metros, heptatlon y longitud, barriendo con la mitad de los títulos que estaban en juego el segundo día del atletismo de Londres 2012.

Publicidad

El “All you need is love” de los Beatles y luego el himno nacional, difundido por la potente megafonía del estadio y coreados por el público en masa, puso un emotivo colofón al “Día de Gran Bretaña”.

Ennis, cuya efigie adorna las calles de Londres en uno de los carteles de los Juegos Olímpicos, remató hoy sus dos días de gloria al conquistar el heptatlon olímpico con récord nacional (6.955 puntos), cuatro años después de faltar por lesión a los Juegos de Pekín.

La rusa Tatyana Chernova, actual campeona del mundo, consiguió la medalla de plata con 6.628 puntos y la ucraniana Lyudmila Yoshipenko completó el podio con 6.618.

Farah, nacido hace 29 años en Somalia, instauró una nueva dinastía en el fondo mundial arrebatando el cetro olímpico de los 10.000 al etíope Kenenisa Bekele, que aspiraba a ser el primero en ganar tres títulos consecutivos y no pudo, siquiera, subir al podio.

Un atleta blanco, el estadounidense Galen Rupp, contribuyó también, con su medalla de plata, a escenificar el relevo en la prueba más larga sobre la pista, de forma que la familia Bekele hubo de contentarse con el bronce de Kenenisa.

Y por último Greg Rutherford, con el que nadie contaba, ganó la final de longitud, regalando a Gran Bretaña su primer oro en esta prueba desde los Juegos de Tokio’64. Un salto de 8,31 en la cuarta ronda catapultó a la gloria al bisnieto de Jock Rutherford, el más veterano jugador de la historia del Arsenal.

El australiano Michael Watt se colgó la plata con 8,16 y el bronce fue para el estadounidense Will Claye con 8,12.

Las otras finales de la jornada tuvieron ganadores más previsibles.

Shelly-Ann Fraser, la primera atleta jamaicana que conquistó un título olímpico de 100 metros, revalidó con una marca de 10.75 su corona batiendo por tres centésimas a la segunda más rápida de la historia, la estadounidense Carmelita Jeter, actual campeona del mundo.

Desde que lo hizo la estadounidense Gail Devers, campeona en Barcelona’92 y luego en Atlanta’96, ninguna mujer había logrado revalidar el título olímpico de 100 metros.

Verónica Campbell, tercera con 10.81, redondeó el éxito de la escuela jamaicana, que hace cuatro años logró en los Juegos de Pekín un triplete histórico con Fraser, Kerron Stewart y Sherone Simpson.

En disco, la croata Sandra Perkovic, que revalidó el mes pasado su título europeo de disco en Helsinki, se llevó el título con un lanzamiento de 69,11 metros en su tercer intento.

Un año después de cumplir seis meses de sanción por dopaje (methylhexanamina), Perkovic derrotó a la líder mundial del año, la rusa Daria Pishchalnikova, que se quedó en 67,56, dos metros y medio por debajo de su mejor registro de la temporada.

La china Yanfeng Li, campeona mundial el año pasado, completó el podio con una marca de 67,22, mientras que la defensora del título, la estadounidense Stephanie Brown-Trafton, sólo fue octava (63,01).

En 20 kilómetros marcha, Ding Chen y Erick Barrondo, dos jóvenes de 18 y 21 años, escribieron páginas memorables para sus respectivos países al conseguir, el primero, la primera medalla de la marcha china en unos Juegos, y el segundo, la primera presea olímpica del deporte guatemalteco en toda su historia.

Chen se impuso con un tiempo de 1h18:46, nuevo récord olímpico, seguido de Barrondo, que cruzó la meta once segundos después, precediendo a otros dos chinos, Zhen Wang y Celin Cai. EFE

SME

Publicidad