Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Temen que petróleo caiga a entre 30 ó 50 dólares el barril

Nueva York, 4 nov (EFE).- El petróleo de Texas cayó hoy un 2 % y terminó con un precio de 77,19 dólares el barril, en el nivel más bajo en tres años, después de haber alcanzado durante la jornada un descenso que llegó hasta el 3,7 %.


Publicidad

Al cierre de la sesión de este martes en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en diciembre bajaron 1,59 dólares respecto al cierre del lunes.

Si se acumula la caída en los dos últimos días, el descenso es del 4,2 % o 3,35 dólares.

La bajada de hoy arrastró al mercado bursátil de Nueva York, con pérdidas cercanas al 2 % en el sector energético y un descenso próximo al 1 % en los títulos de las petroleras Chevron y Exxon Mobil.

La caída en los últimos dos días del precio del petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, es parecida a la del crudo Brent, de referencia en Europa y en el mercado global, que hoy terminó con una bajada del 2,31 % hasta los 82,82 dólares el barril.

Los descensos que se han venido produciendo desde los máximos anuales de 102 dólares de fines de junio pasado, agudizados desde fines de septiembre, se deben a un exceso de oferta de los productores y una baja demanda de regiones como Europa y China.

Unido a ello, Estados Unidos cada día tiene mayor independencia energética gracias al “boom” del petróleo no convencional que se extrae de capas de esquisto (“shale”) y progresivamente viene reduciendo las compras de crudo en los mercados internacionales.

Pero desde el lunes pasado la caída se agudizó aún más después de conocerse que Arabia Saudí bajó el precio de su crudo para venta en Estados Unidos, en un intento por perjudicar la rentabilidad del petróleo “shale”.

Aunque ha habido anuncios sobre la posibilidad de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúna de urgencia para analizar esta caída de precios, solo se ha confirmado la cita que inicialmente estaba programada para el 27 de noviembre.

Los analistas que comentaron hoy la caída del crudo apuntaban a la posibilidad de que se deba a un problema de exceso de suministros y no de una reducción drástica de la demanda debida a razones macroeconómicas, lo que tendría un impacto mayor en los mercados y en la economía global.

Aunque se viene manejando ya como una “guerra de precios” la que parece haber emprendido Arabia Saudí, los comentaristas no creen que se esté cerca de un colapso en los valores internacionales del crudo.

“Si hay una guerra de precios global, podría ir el precio a 30 o 50 dólares el barril”, afirmó a la cadena financiera CNBC Tom Kloza, analista de petróleo de la firma Gasbuddy.

“El problema es que si (los saudíes) continúan produciendo lo que han venido produciendo en los últimos dos meses, el mercado se encamina a encontrar problemas, y la presión a la baja va a ser más importante que la presión al alza”, añadió.

La caída de precios ha perjudicado a las petroleras, y especialmente a las que se enfocan en crudo “shale”, pero, en contraste, benefició hoy a las aerolíneas.

Los títulos de United Continental y American Airlines, por ejemplo, subieron hoy un 2 % en Wall Street, pero la aerolínea Delta tuvo una ganancia mayor, del 4 %.  EFE