Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina crea unidad para controlar comercio exterior y flujo de divisas

La presidenta argentina Cristina Fernández da un discurso televisado a nivel nacional desde el palacio de gobierno Casa Rosada en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 12 de febrero de 2014. Fernández acusó el miércoles a los mercados y a medios de comunicación de intentar hacer "volar por los aires" a su gobierno. (Foto AP/Victor R. Caivano)

Buenos Aires, 17 nov (EFE).- El Gobierno argentino creó hoy un nuevo órgano para controlar las importaciones y exportaciones de bienes, servicios y divisas a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial.


Publicidad

La Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior pretende “verificar las operaciones de comercio exterior tanto de importaciones como de exportaciones” con el objetivo de “asegurar la estabilidad macroeconómica”, según el texto del decreto.

El Gobierno argumentó la necesidad de este nuevo órgano por la detección de “diferentes casos de sobrefacturación de importaciones, subfacturación de exportaciones y precios de transferencia que disminuyen el monto de impuestos a pagar en la República Argentina”.

Según el documento oficial, el Fisco argentino detectó también violaciones de la ley penal cambiaria que repercuten “negativamente en la economía”.

Entre las atribuciones de la unidad figuran la de “efectuar el seguimiento de los ajustes y denuncias formuladas por los organismos de control relacionadas con las operaciones de comercio exterior” y la de solicitar y brindar información a otras jurisdicciones sobre sus temas de competencia, según el documento oficial.

La unidad depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros y estará formada por representantes del Ministerio de Economía, el Fisco argentino, la Comisión Nacional de Valores y la Unidad de Información Financiera, entre otros.

El nuevo órgano de control se enmarca en las restricciones existentes en el país sobre las divisas extranjeras, que se han ido endureciendo en los últimos años.

El Gobierno argentino impuso las primeras restricciones cambiarias destinadas a “desdolarizar” la economía en noviembre de 2011 y las endureció un año después, con la prohibición de la compra de divisa extranjera para atesoramiento y para la adquisición de inmuebles.

Las normas del Fisco, destinadas a evitar la fuga de divisas, restringieron en la práctica el acceso de muchos inversores al mercado cambiario formal, lo que hizo resurgir los circuitos informales de compraventa de divisas. EFE