Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Roma muestra la intimidad de las estrellas de cine fotografiada por Pais

Coliseo, sitio emblemático de Roma. Foto de Archivo, La República.

Roma, 15 feb (EFE).- Instantes familiares y tiernos besos se mezclan con escenas de descanso, fiestas y ensayos en una muestra de fotografía que exhibe en Roma los momentos más íntimos de las estrellas del cine italiano de los años sesenta.


Publicidad

Captadas por el fotógrafo romano Rodrigo Pais (1930-2007) y reunidas hasta el 8 de marzo en la exposición “Pais del Cinema” las imágenes, en su mayoría en blanco y negro, recuerdan la época dorada en la que “Italia era un país del cine“.

Pais retrató con su cámara las escenas más personales y distendidas de los actores y actrices, aquellas que no aparecieron en las películas y que, recordó el comisario Guido Gambetta, “el director eliminó o redujo a breves escenas pero que el fotógrafo inmortalizó”.

“Podemos considerarnos afortunados porque la actividad fotográfica de Pais se desarrolla en la época que ha sido la época de oro del cine italiano, con grandes directores, actores y actrices de fama internacional”, destacó Gambetta.

Entre las imágenes, expuestas en el Museo de Roma in Trastevere, figura una sonriente Briggite Bardot dentro de un coche en el rodaje “Il disprezzo” (1963) o la entrada del director Pier Paolo Pasolini al estreno de “Accattone” (1961) en los cines Barberini.

Está también el maestro del suspense Alfred Hitchcock, sentado en un sillón cerca de una lámpara de luz tenue en una conferencia prensa de 1960 por “Psicosis”.

Momentos familiares como la llegada al aeropuerto romano de Ciampino del actor estadounidense Danny Kaye, que apareció con un hijo en cada brazo en 1956 o Anikta Ekberg abrazada a su marido Rik Van Nutter siete años después.

También con su hijo aparece la diva italiana Gina Lollobrigida, en un momento en el que el niño le entrega un ramo de flores y ella se agacha para cogerlas ante los flashes de los fotógrafos.

El actor y director estadounidense Charlton Heston también fue captado por Pais junto a su mujer y su hijo, además de leyendo en un momento de pausa del rodaje de “The agony and the ecstasy” (1964).

Igual de tierno es el beso entre Walter Chiari y Silvana Pampanini en “Mariti a congresso” en 1961, que se intercala con momentos más distendidos como el pulso que echa el cantante Bobby Solo contra un compañero en una pausa del rodaje de “Una lacrima sul viso” (1964).

Fue en esta época dorada del cine italiano cuando nació el “divismo”, especialmente de las actrices, que eran admiradas y que Pais captó rodeadas de fotógrafos y periodistas, aunque también de curiosos que querían conocer a las estrellas del momento.

Es el caso de una niña que mira con asombro a la actriz Sofia Loren en el rodaje de “Matrimonio all’italiana” (1964), que despertó la admiración de los vecinos, agolpados en los balcones de la plaza de Nápoles para ver a la que un día fuera la joven más deseada de Italia asomada al coche del también actor Marcello Mastroianni.

Varios retratos de otras divas, como la bella Claudia Cardinale o Ornella Vanoni, además de otras estrellas del cine italiano que conquistaron la cámara con su intensa mirada marcada con “eyeliner”, entre ellas, Marisa Salinas, Catherine Spaak o Michele Marcier.

La bella Virna Lisi fue retratada en su propia habitación, varias veces frente al espejo o con una mirada misteriosa a cámara, aunque también en su boda en 1960 con el arquitecto Franco Pesci, feliz en el coche con su marido o sonriente frente a la tarta de boda.

En una época de elegancia, el lugar de reunión por excelencia de los actores era el Ninfeo de Villa Giulia, donde se entregaba el premio Strega y donde Pais retrató a la bella Claudia Cardinale con un elegante collar y un moño.

También imágenes de directores inolvidables y difícilmente inigualables, como Alberto Sordi, Michelangelo Antonioni, Luciano Salce, Carlo Lizzani o Dino Risi, todos en escenas de trabajo.

El maestro Fellini fue retratado mientras daba órdenes a través del megáfono para “I clowns”, miraba por el objetivo de la cámara o colocaba un sombrero a un niño, aunque también aparece de fiesta con las bellas Giuletta Masina y Anita Ekberg en el cóctel de inauguración de “La tentazione del dottor Antonio”, en 1961.EFE