Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. devuelve base militar en Afganistán

Fuerzas especiales afganas, izquierda, con varios soldados estadounidenses tras un entrenamiento en las afueras de Kabul. (Foto AP/Musadeq Sadeq)

KABUL, Afganistán (AP) — Las fuerzas especiales estadounidenses transfirieron el sábado a los afganos su base de operaciones en una zona estratégica del este de Afganistán, dijo un mando de Estados Unidos.


Publicidad

El retiro del distrito de Nirkh se debió a una exigencia del presidente afgano Hamid Karzai de que las fuerzas estadounidenses salieran del área debido a las denuncias de que sus contrapartes afganos cometieron violaciones a los derechos humanos allí bajo órdenes de los norteamericanos.

“Nos vamos de Nirkh”, dijo el general de división Tony Thomas, principal comandante de operaciones especiales estadounidenses en Afganistán, en una entrevista con The Associated Press.

Attaula Khogyani, vocero del gobernador en la provincia de Wardak, en las afueras de Kabul y donde se encuentra Nirkh, confirmó que la tropa especial estadounidense se retiró y fue reemplazada por un equipo conjunto de fuerzas de seguridad afganas.

La transferencia de la autoridad pone fin a un polémico capítulo en el que Karzai acusó a las fuerzas estadounidenses y a un intérprete asignado a ellas de tortura, secuestro y ejecuciones sumarias de presuntos insurgentes en Nirkh, acusaciones rechazadas firmemente por funcionarios estadounidenses, incluido el comandante de la fuerza expedicionaria en Afganistán, el general Joseph Dunford.

El incidente ilustra la dificultad que enfrenta el gobierno de Karzai para consolidar su autoridad en asuntos de seguridad, pese a que sus novatas fuerzas de seguridad intentan asumir el control de gran parte del país que actualmente tienen las fuerzas de la coalición antes de que éstas se retiren oficialmente en diciembre del 2014.

Karzai había pedido en un principio que las fuerzas especiales estadounidenses se retiraran de la totalidad de la provincia, la cual permite el paso hacia Kabul del Talibán y otras fuerzas islamistas. Pero luego redujo sus exigencias a un solo distrito tras negociar con Dunford y otros funcionarios estadounidenses.

“El presidente Karzai fue específico, es sólo para Nirkh; ése era un punto de conflicto”, dijo Thomas. “Las fuerzas especiales estadounidenses son una parte integral en la defensa de Wardak desde ahora hasta el futuro inmediato”.

Los mandos estadounidenses seguirán visitando al destacamento afgano en Nirkh.

“Los vamos a respaldar desde lejos”, indicó Thomas. “La realidad es que hubo tal apoyo (de los locales) en Wardak luego de las acusaciones iniciales que estamos dejando a varios equipos allá para trabajar con las fuerzas de seguridad afganas en el futuro, con la idea de que con el tiempo realizaremos la transición”.

Notas relacionadas:

Obama recibe en la Casa Blanca al presidente de Afganistán