Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Políticos de Crimea analizan referendo en Rusia

Rusia acogería a Crimea con igualdad de derechos si la región votara separarse de Ucrania en un próximo referendo, dijo este viernes la presidenta de la cámara alta del parlamento ruso.

MOSCU (AP) — Rusia acogería a Crimea con igualdad de derechos si la región votara separarse de Ucrania en un próximo referendo, dijo este viernes la presidenta de la cámara alta del parlamento ruso.


Publicidad

Valentina Matvienko se reunió con el titular de la legislatura de Crimea, Vladimir Konstantinov, para analizar el posible acceso de la región a Rusia. Ayer, el parlamento de Crimea votó realizar el referendo el 16 de marzo e incluir la pregunta sobre la unión con Rusia.

El presidente Vladimir Putin dijo a la prensa el martes que Rusia no tenía intenciones de anexar a Crimea, pero insistió que los habitantes tenían derecho a determinar el estatus de la región —y su posible independencia— mediante votación popular, pero las opciones en el referendo del 16 de marzo serán permanecer en Ucrania o unirse a Rusia.

“Si se toma la decisión (por referendo), entonces (Crimea) será un súbdito en absoluta igualdad de la Federación Rusa”, dijo Matvienko. Destacó los reclamos de los habitantes de habla rusa en las regiones oriental y austral de Ucrania, la principal justificación de Moscú para intervenir en el país vecino.

Las tensiones han aumentado desde que el presidente ucraniano Viktor Yanukovich huyó a Rusia tras las manifestaciones en Kiev que a pesar de ser violentamente reprimidas provocaron su caída. Rusia se niega a reconocer el nuevo gobierno ucraniano y ha reforzado el control de su gran base naval en el Mar Negro.

El referendo será realizado con la presencia, según las autoridades de Crimea, de 11.000 efectivos prorrusos en la región, que controlan los accesos a la península y han bloqueado a las bases militares ucranianas que no se han rendido.

Con la esperanza de obligar a Rusia a reducir su presencia militar, Estados Unidos impuso sanciones económicas y de viaje a rusos y opositores del nuevo gobierno ucraniano. La Unión Europea anunció la suspensión de negociaciones con Putin sobre un amplio acuerdo económico y el permiso para los ciudadanos rusos de viajar al bloque de 28 naciones sin necesidad de visa, una antigua aspiración de Moscú.

Rusia ha negado que sus fuerzas estén activas en Crimea. Dice que los efectivos vestidos con uniformes verdes sin insignias son “fuerzas de autodefensa” locales, pero muchos de esos efectivos, provistos de armas pesadas, son transportados por vehículos con patentes rusas.

Matvienko elogió el adelantamiento del referendo, que originalmente debía realizarse en coincidencia con las elecciones nacionales del 25 de mayo. Al respecto dijo que “no existen las condiciones para elecciones honestas, igualitarias, transparentes y abiertas” en Ucrania.

El parlamento ruso se ha apresurado a presentar proyectos de ley que facilitarían el ingreso de Crimea a Rusia. De acuerdo con el derecho constitucional vigente, Rusia solo puede anexas un territorio extranjero mediante un acuerdo “iniciado… por el gobierno extranjero correspondiente”. Dado que Crimea es legalmente parte del territorio ucraniano, ello requeriría firmar un acuerdo con las nuevas autoridades en Kiev, las que han condenado la incursión rusa en la región.

Las nuevas leyes eliminarían ese requisito, dijeron parlamentarios y agregaron que podrían ser aprobadas la semana próxima.

Si se aprueba la nueva ley, Crimea sería el primer territorio en unirse oficialmente a Rusia desde la caída de la Unión Soviética en 1991. Osetia del Sur y Abjasia se separaron de Georgia tras una breve guerra con Rusia en 2008 y Moscú reconoció su independencia, pero no ha tomado medidas para que se unan al país.

Para Putin, Crimea sería una conquista deslumbrante que le ayudaría a consolidar su autoridad ante una ciudadanía que ha dado señales de malestar y aun lamenta la pérdida del enorme imperio que dominaba Moscú en la era soviética.

Aunque el resultado del referendo no se da por descontado, alrededor del 60% de la población de Crimea se identifica como rusa y muchos en esta península estratégica del Mar Negro tienen lazos con la flota rusa apostada en Sebastopol.

En Simferopol, la capital de Crimea,75 personas se congregaron en el monumento al poeta nacionalista ucraniano del siglo XIX Taras Shevchenko. Hablaban tanto en ucraniano como en ruso, pero agitaban banderas ucranianas y soltaron palomas blancas al cielo lluvioso.