Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel se opone a situaciones que recrudezcan conflicto en Oriente Medio

Foto de Archivo: La República

Roma, 15 dic (EFE).- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, solicitó hoy a Estados Unidos que se oponga a cualquier acción que recrudezca el conflicto entre Israel y Palestina, durante un encuentro que mantuvo en Roma con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.


Publicidad

En un comunicado remitido a los medios, el Gobierno israelí informó de que durante la reunión, que duró tres horas, Netanyahu y Kerry abordaron la situación en Oriente Medio, la amenaza que supone el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y sobre todo el conflicto entre Israel y Palestina.

“Le he dicho a Kerry que los intentos de los palestinos y de algunos países europeos para imponer condiciones a Israel sólo sirven para deteriorar la situación en la zona y son un peligro para nosotros, por ello nos opondremos con contundencia”, aseguró.

El líder israelí expresó, así, su postura sobre las negociaciones que mantiene el pueblo palestino con algunos de los países europeos, en particular Francia, Alemania y Gran Bretaña.

Estas conversaciones que se desarrollan desde hace varias semanas van dirigidas a avanzar en la presentación de una resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que marque una fecha límite a la ocupación israelí en un periodo máximo de dos años.

Netanyahu rechazó esta resolución que obliga, a su juicio, “a Israel a aceptar la creación unilateral de un Estado palestino en una fecha determinada”, afirmó el mandatario al término de la reunión, según publican los medios locales.

Además, destacó que, “en los últimos 47 años, la política estadounidense ha sido la de oponerse a medidas unilaterales contra Israel” e instó al Gobierno de Barack Obama a permanecer ahora en la misma línea porque, subrayó, no volverán a “las fronteras del 67 en dos años”.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU ha afirmado que, si bien Washington aún no ha determinado su postura, quiere estudiar primero la propuesta de los socios europeos para fomentar las negociaciones y lograr que ambos estados convivan en paz.

Unos acuerdos que contemplarían el reconocimiento del Estado Palestino.

El momento político parece favorable para los palestinos, que presencian desde hace un par de meses cómo varios parlamentos europeos han tomado la iniciativa de llevar a cabo votaciones para solicitar a sus gobiernos el reconocimiento de Palestina como estado independiente y soberano afincando sobre las fronteras delimitadas tras la guerra con Israel en 1967.

El viernes pasado, el Parlamento portugués se convirtió en el quinto europeo en hacerlo tras Reino Unido, Francia, España e Irlanda, que siguieron la estela de Suecia, el primer Gobierno de la Unión Europea (UE) en adoptar esta decisión para propulsar el estancado proceso de paz a través de la salvaguarda de la solución de los dos estados.

Entre los Veitiocho crece la impaciencia para poner fin al punto muerto en el que se encuentran las negociaciones entre Israel y Palestina.

Además, existen temores de que la crisis en Oriente Medio empeore y desemboque en un caos aún mayor.

Por ello, los esfuerzos de países europeos, liderados por Francia, para lograr que se retome el diálogo y se alcance una solución pacífica al conflicto resultan cruciales.

El Gobierno de Obama no quiere mostrarse contrario a los intereses de Israel, pero su veto podría ser contrario a los objetivos declarados por EEUU para que se cree un Estado palestino y levantaría ampollas entre sus aliados árabes, muchos de los cuales se han unido a la coalición liderada por EEUU contra el grupo EI.

Por ello, resultarán de especial relevancia las conversaciones que mantendrán en las próximas horas en París el propio Kerry junto con la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y los ministros europeos de Francia, Gran Bretaña y Alemania. EFE

Kerry llegó el viernes a Roma, donde ayer se reunió con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergéi Lavrov, un encuentro en el que ambos coincidieron en la necesidad de trabajar juntos para solucionar los problemas de Oriente Medio, según un breve comunicado difundido en Washington por el Departamento de Estado.

El secretario de Estado también comunicó esta mañana el propósito de Washington de trabajar para impedir “una agravamiento de las tensiones y nuevas explosiones de violencia” en aquella región al secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, en un encuentro que mantuvieron en el Vaticano, según confirmó el portavoz Federico Lombardi. EFE