Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia pide apoyo militar para ejércitos de Siria e Irak frente a yihadistas

Foto: img.rt.com

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, advirtió hoy en Doha que los bombardeos aéreos de la coalición internacional contra posiciones yihadistas en Siria e Irak “no son suficientes” y pidió apoyar militarmente a los ejércitos de ambos países.


Publicidad

En una conferencia de prensa con su homólogo catarí, Jaled al Atiya, Lavrov hizo un llamamiento a formar un frente internacional para luchar contra el terrorismo en Oriente Medio, que incluya al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, aliado de Moscú.

Durante una visita oficial a Catar, Lavrov aseguró que el peligro principal en Siria e Irak es el grupo yihadista Estado Islamico (EI) y el Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y pidió que se apoye a las tropas gubernamentales de ambos países para afrontar a los grupos extremistas.

Por su parte, Al Atiya rebatió que es el propio régimen sirio el que está bombardeando a los civiles en Siria, poniendo en evidencia la postura opuesta que mantienen Rusia y los países del Golfo con respecto al conflicto sirio.

Moscú, junto a Teherán, es uno de los principales apoyos del régimen de Al Asad, mientras, en general, los países árabes se han decantado por dar su respaldo a la oposición siria y han exigido, desde hace más de cuatro años, la renuncia del presidente.

Lavrov acudió a Catar para tratar de limar esas diferencias y, con ese propósito, se reunió con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y con el ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir.

El diplomático ruso explicó que en la reunión tripartita acordaron “apoyar los esfuerzos de (el enviado especial de la ONU para Siria) Steffan De Mistura para aplicar lo acordado en Ginebra en 2012″, en referencia al proceso de paz iniciado tras las reuniones mantenidas entre el Gobierno sirio y la oposición.

Rusia había propuesto anteriormente que Moscú sea la sede de la tercera ronda de consultas entre régimen y oposición, a la que también acudirían EEUU y De Mistura, y que podría celebrarse en septiembre.

Lavrov defendió hoy en Catar una vez más la necesidad de que Al Asad sea parte de la solución al conflicto sirio, al asegurar que no consultar a Damasco dificulta la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

El ministro ruso también abordó con Kerry y Al Yubeir otras crisis regionales, como la del Yemen, y el acuerdo nuclear con Irán, e hizo hincapié en que va en interés de Rusia la seguridad de Oriente Medio. EFE [I]