Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela rechaza declaraciones del embajador de EE.UU. en Guyana

Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela. Foto de Archivo, La República.

El Gobierno de Venezuela manifestó este martes su rechazo a las declaraciones del embajador de Estados Unidos en Guyana, Perry Holloway, en las que supuestamente el diplomático se pronunció a favor de Georgetown en la controversia territorial que mantienen los países suramericanos vecinos.


Publicidad

“Las declaraciones del Embajador Holloway, acerca de la controversia territorial entre la República Bolivariana de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana, constituyen una evidencia más de la intromisión por parte del Gobierno de EE.UU. (…) en los asuntos de única incumbencia de Venezuela y Guyana”, dice un comunicado de la Cancillería venezolana.

En el escrito oficial se acusa al Gobierno de EE.UU. de tener una “obsesión de dañar las relaciones de hermandad entre los países del Caribe” y se indica que “resulta evidente” la disposición de Washington de vincularse “como parte interesada en un asunto que no le compete ni jurídica ni políticamente”.

Según el Gobierno de Venezuela, la “intromisión” de EE.UU. en este conflicto “obedece a una estrategia calculada que pretende validar, por la vía de la intimación, los írritos derechos de la Exxon Mobil para realizar actividades extractivas en un territorio controvertido y regulado por el Acuerdo de Ginebra de 1966”.

En este sentido, Venezuela exigió a Estados Unidos “que se abstenga de involucrarse de manera directa o indirecta en asuntos que son de la exclusiva competencia de las partes concernidas en la controversia territorial y deje de instigar al recién llegado gobierno de Guyana en contra de la Patria de Bolívar”.

El escrito oficial finaliza señalando que Venezuela “seguirá sosteniendo el reclamo histórico” sobre el territorio Esequibo “en el marco de la Diplomacia Bolivariana de Paz, con la verdad histórica de nuestros legítimos derechos”.

Venezuela anunció el sábado pasado el regreso a Guyana de su embajadora, Reyna Arratia, y el beneplácito a su colega en Caracas, cuya identidad no ha sido revelada, lo que normaliza la relación bilateral como lo acordaron los presidentes de ambos países fronterizos el pasado 27 de septiembre.

Ese día Maduro, el presidente de Guyana, David Granger, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunieron en la sede del organismo multilateral en Nueva York, que cumple una labor de “buenos oficios” para que los dos países suramericanos acuerden la definición de sus fronteras.

La región de Esequibo está bajo mediación de la ONU desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa se agudizó después de que la estadounidense Exxon Mobil descubriera en mayo pasado yacimientos de petróleo en aguas en la zona del litigio.

La retirada de los embajadores formó parte de las medidas adoptadas por ambos países a raíz de las tensiones que han vivido por la reactivación del conflicto limítrofe por el Esequibo, una zona de 160.000 kilómetros cuadrados rica en recursos naturales. EFE (I)