Ecuador. martes 17 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte anuncia haber detonado una bomba de hidrógeno

Corea del Norte aseguró haber detonado hoy una bomba de hidrógeno, un arma muy superior a los explosivos atómicos convencionales usados por el país comunista en sus tres anteriores pruebas nucleares.


Publicidad

La explosión llevada a cabo en el nordeste del país, que el régimen atribuye a una bomba H, provocó un terremoto de entre 4,2 y 5,1 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, según datos recogidos por los servicios meteorológicos de Corea del Sur, EE.UU., China y Japón.

De momento no se ha podido verificar si Corea del Norte realmente ha detonado una de estas bombas tal y como afirma, ya que numerosos expertos internacionales llegaron a la conclusión las pasadas semanas que el país todavía no había logrado la tecnología necesaria.

El régimen de Kim Jong-un se limitó a anunciar la prueba nuclear sin ofrecer detalles sobre la potencia o las tecnologías empleadas en esta bomba, detonada a las 09.00 hora local (01.30 GMT) en la base de pruebas atómicas de Punggye-ri en el condado de Kilju, provincia de Hamgyong del Norte (noreste del país).

La bomba H o termonuclear emplea la enorme potencia que resulta de la fusión de los núcleos del hidrógeno, a diferencia de la fisión atómica convencional de las primeras bombas diseñadas y lanzadas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Así esta bomba multiplica por millares la potencia de los artefactos nucleares primigenios.

Dado su poderío y mayor eficiencia, a día de hoy prácticamente todas las armas atómicas desplegadas en el mundo por los Estados que las poseen son dispositivos termonucleares.

La detonación de hoy llega menos de un mes después de que el régimen de Kim Jong-un mencionara por primera vez que poseía la bomba de hidrógeno el pasado 10 de diciembre.

Según la agencia local de noticias KCNA, el propio líder ordenó cinco días después de hacer esta declaración llevar a cabo la prueba atómica de hoy.

Las anteriores pruebas con bombas atómicas convencionales del régimen comunista tuvieron lugar en 2006, 2009 y 2013.

Por su parte, los servicios de inteligencia surcoreanos hicieron público el pasado 3 de enero un informe de la Unidad de Defensa Química, Biológica y Radiológica en el que se detallaba la excavación de un nuevo túnel en su complejo nuclear de Punggye-ri.

El documento señalaba que el túnel “podría estar diseñado para pruebas termonucleares”.

No obstante, el Ministerio de Defensa surcoreano ha considerado poco probable que un nuevo ensayo consistiera en probar la bomba termonuclear, también conocida como bomba “H”.

En ese sentido, Seúl expuso que Pyongyang podría detonar una bomba de fisión (arma nuclear de primera generación), pero no un artefacto termonuclear, “ya que no parece haber alcanzado las fases finales de producción” de dicho dispositivo. EFE

Sismo