Ecuador. Lunes 23 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Combatientes heridos de Estado Islámico abandonan Siria

En esta imagen sin fecha difundida por un sitio web miliciano, que ha sido verificado y coincide con otra información de AP, milicianos del grupo Estado Islámico sostienen sus armas y ondean banderas en un convoy con varios vehículos a través de la ciudad de Raqa, en Siria. (Sitio miliciano via AP, Archivo)

BEIRUT, Líbano (AP) — Combatientes heridos del grupo Estado Islámico y de milicias vinculadas con Al Qaeda estaban siendo evacuados el miércoles de un campamento de refugiados palestinos y zonas circundantes en Damasco, como parte de un acuerdo en que unos 3.000 guerreros deben salir de la zona.

Publicidad

La evacuación es parte de un pacto mediado por la ONU entre el gobierno sirio y facciones armadas, que estipula que los combatientes serían evacuados en su mayoría a la capital de facto del grupo Estado Islámico, Raqqa, en el norte de Siria, dijeron funcionarios palestinos.

“Estamos viendo los preparativos, los autobuses están allí, pero como siempre, estas negociaciones son delicadas”, dijo Anwar Raja, un funcionario palestino en Damasco.

Desde abril de 2015 el grupo EI y el Frente Nusra han controlado el campamento de refugiados palestinos Yarmuk y zonas aledañas como Hajar Aswad y Qadam, a escasos kilómetros del corazón de Damasco.

Diecisiete autobuses ya se han llevado algunos civiles y combatientes heridos en los últimos días, dijo a The Associated Press Jaled Abdul-Majid, otro funcionario palestino en Damasco.

“Será más fácil desmantelarlo tras el colapso del grupo principal y la evacuación. Evaluarán la situación y verán lo difícil que es y quizás eso les lleve a rendirse”, dijo Raja.

La evacuación debía tener lugar el mes pasado pero fue suspendida luego del asesinato de Zahran Alush, cabecilla de un poderoso grupo rebelde. Las medidas son las más recientes en una tregua entre el gobierno y los insurgentes en los alrededores de Damasco y surgen la semana previa del inicio de negociaciones de paz en Ginebra.

Aun así, perduran las discrepancias sobre qué grupos opositores deben ser considerados terroristas y por lo tanto impedidos de participar en las conversaciones y ello podría demorar más el diálogo, que es el primer paso hacia un proyectado periodo de transición de 18 meses.

Riyad Hijab, dirigente opositor, acusó el miércoles a Rusia de obstruir las conversaciones al tratar de decidir qué grupos opositores pueden participar. Añadió que la oposición no irá a las negociaciones mientras continúen los bloqueos de ciudades y los bombardeos rusos. Moscú es aliado del gobierno sirio y ha estado realizando bombardeos contra los insurgentes desde el 30 de septiembre.

En declaraciones formuladas en la capital saudí, Hijab anunció además los nombres de los negociadores que irían en representación de la oposición. Incluyen a Mohamad Alush, a representante del grupo Jaysh al-Islam, que Siria y Rusia consideran terrorista.

En el este de Siria, entretanto, el grupo extremista Estado Islámico liberó a 270 personas capturadas la semana pasada durante intensos combates con fuerzas del gobierno sirio en el este del país, dijo un grupo activista con sede en Gran Bretaña.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humano dijo el miércoles que la milicia tiene a otros 50 civiles retenidos. Los civiles fueron liberados en la localidad de al-Baghalieh, al norte de la asediada ciudad de Deir el-Zur.

Insurgentes de grupo EI lanzaron una fuerte ofensiva durante el fin de semana para tomar la ciudad, que está controlada por el gobierno de Damasco pero se ubica en territorio de la milicia. Más de 100 personas murieron en los combates.

La agencia estatal siria de noticias SANA explicó que hasta el momento las fuerzas del gobierno han logrado repeler el avance sobre Deir el-Zur con ayuda de ataques aéreos rusos. (I)

The Associated Press

Publicidad