Ecuador. Lunes 27 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El opositor Aécio Neves dice que “Brasil merece conocer la verdad” sobre Lula

Brasilia (EFE).- El senador Aécio Neves, quien perdió las elecciones de 2014 frente a la mandataria Dilma Rousseff, afirmó hoy que “Brasil merece saber la verdad” sobre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que hoy fue sacado de su casa por la policía para declarar sobre asuntos de presunta corrupción.

Publicidad

“Es un paso definitivo para que los brasileños pueden acceder a la verdad que hace mucho tiempo se le oculta al país”, dijo Neves, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien acusó al Partido de los Trabajadores (PT), de Lula y Rousseff, de los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras.

“Este día exige coraje y serenidad”, pero “los graves indicios de irregularidades y crímenes cometidos a la sombra del proyecto de poder del PT finalmente están viniendo a la luz”, apuntó.

En una breve declaración difundida por el PSDB, Neves aseguró que la oposición brasileña “continuará apoyando las investigaciones”, ya que “Brasil merece conocer la verdad.”

En las elecciones de 2014, Rousseff fue reelegida en segunda vuelta con un 51,64 % de los votos, frente al 48,36 % que obtuvo el senador Neves, quien preside el PSDB.

Esa formación y otras del arco opositor exigieron al Congreso la apertura de un juicio político con miras a la destitución de la mandataria, ahijada política de Lula, por supuestas irregularidades fiscales en las que incurrió el Gobierno en 2014 y 2015.

El PSDB, sin embargo, anunció este jueves que añadirá como fundamento de esa solicitud las corruptelas en Petrobras, pues hay sospechas de que la campaña de Rousseff en 2014 recibió dinero de la corrupción petrolera, lo cual es investigado por las autoridades electorales.

La operación policial en torno a Lula, el líder más carismático del país, incluyó allanamientos a su residencia y las de varios de sus familiares y allegados y ha revolucionado al mundo político brasileño.

Según el jefe del grupo del PSDB en la Cámara baja, Antonio Imbassahy, “es el principio del fin” del Gobierno de Rousseff.

“La Policía Federal no entraría en la casa de Lula sin tener material más que suficiente” en su contra, declaró Imbassahy, quien se dijo convencido de que una operación de esa magnitud “demuestra que Rousseff, pupila política de Lula, fue reelegida en 2014 “gracias a una organización criminal”.

En opinión del diputado opositor, “esto confirma que el proceso democrático ha sido violado y que el camino correcto es una nueva elección presidencial”.

El PT, por su parte, calificó los hechos de “operación política” y “espectáculo mediático en torno a Lula y su familia”.

El presidente de esa formación, Rui Falcao, dijo en un mensaje a los militantes del PT que “el momento es de reflexión, de movilización y de vigilia” en defensa del líder de ese partido.

El Gobierno de Rousseff aún no se ha manifestado oficialmente sobre el asunto, pero la mandataria convocó a una reunión de emergencia a sus ministros del área política, a fin de analizar la situación de Lula. EFE (I)

ed/ass/lnm