Ecuador. Sábado 27 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía: Diálogo con Europa sobre migrantes “no se regatea”

Una niña de pie ante policías griegos que bloquean la frontera entre Grecia y Macedonia cerca del pueblo griego de Idomeni, el lunes 22 de febrero de 2016. (AP Foto/Giannis Papanikos)

Berlín (AP) — El primer ministro de Turquía reivindicó la alta base moral de las conversaciones que mantiene el viernes con líderes de la Unión Europea, apuntando que con la difícil situación que atraviesan los refugiados no se regatea, mientras ambas partes buscan pactar una iniciativa para frenar la llegada masiva de refugiados a Europa.

“Para Turquía, la cuestión de los refugiados no es un tema sobre el que regatear sino una cuestión de valores”, dijo Ahmet Davutoglu a periodistas a primera hora del viernes, solo unas horas antes de que líderes mundiales lleguen a un pacto en la negociaciones.

Davutoglu dijo que espera que el acuerdo pueda ser de “ayuda a todos los refugiados, además de profundizar en las relaciones entre la UE y Turquía”, prometiendo que su país negociará “con una perspectiva humanitaria”.

Líderes de la Union Europea presentarán a Davutoglu un borrador de acuerdo que contempla la deportación de decenas de miles de migrantes a Turquía a cambio de una serie de concesiones para endulzar el acuerdo, como un alivio de las restricciones a visados para ciudadanos turcos en Europa.

Tras la llegada de más de un millón de migrantes al contienen el año pasado, los líderes comunitarios están desesperados por cerrar un pacto con Ankara y sanar las profundas divisiones que la crisis migratoria ha provocado entre los 28 socios del bloque, además de aliviar la presión sobre Grecia, a donde llegan principalmente los migrantes.

En el campamento de Idomeni, en el lado griego de la frontera entre Grecia y Macedonia, Muhammad Hassan, originario de la devastada ciudad siria de Alepo, espera que su situación mejore tras la cumbre de Bruselas y se pregunta por qué un continente con 500 millones de habitantes no puede aceptar a los migrantes.

“Europa tiene solo un millón. ¿Cómo puede ser difícil?”, se preguntó Hassan comparando la situación de la UE con la de Líbano, una nación de 5,9 millones de habitantes. “Si un país pequeño toma tres millones de refugiados y no dice nada, ¿qué pasa con Europa? No es difícil”.

Básicamente, el pacto entre la Unión Europea y Turquía externalizaría la mayor crisis de refugiados de las últimas décadas en el continente a suelo turco, pese a las preocupaciones sobre su pobre sistema de asilo y a supuestos abusos de derechos humanos. Según el acuerdo, la UE pagaría por deportar a Turquía a los nuevos migrantes que lleguen a Grecia y que no cumplan los requisitos para recibir asilo.

Por cada sirio deportado, Bruselas reubicará a otro que esté alojado en el país hasta un total de 72.000 personas que se distribuirán entre todos los socios. Ankara recibirá también 6.000 millones de euros en ayudas, además de acelerar las conversaciones para su ingreso en el bloque.

Por otra parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, advirtió que construir barreras no solucionará la crisis migratoria en Europa.

En una entrevista con el diario alemán Bild publicada el viernes, el jefe de la ONU dijo que “construir muros, discriminar a las personas o deportarlas no es la solución al problema”. (I)