Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ordenan cárcel preventiva para el expresidente Toledo

LIMA (AP) — Un juez ordenó el jueves prisión preventiva por 18 meses para el expresidente Alejandro Toledo por el cargo de recibir sobornos millonarios de la constructora brasileña Odebrecht con el fin de ayudarle a ganar la licitación de una vía clave que une a Brasil y la costa de Perú.


Publicidad

Toledo, de 70 años, es el primer exmandatario sobre el que se dicta ir a la cárcel en relación a la gigantesca pesquisa anticorrupción originada en Brasil y que ha salpicado a varios países de Latinoamérica y dos de África. Cuando sea capturado y enviado a una prisión local se convertirá en el segundo expresidente peruano tras las rejas en una década.

El juez Richard Concepción dictó orden de captura a nivel nacional e internacional, e indicó que se envió alerta roja a la Interpol para que sea detenido “en el lugar donde esté”.

El magistrado, que expuso su sentencia durante cuatro horas, dijo que hay un “alto grado de probabilidad” de que el exmandatario haya cometido el delito de lavado de activos y tráfico de influencias, y que no existen garantías de que “se va a sujetar al proceso judicial porque se encuentra en el extranjero”, debido a lo cual se ordenó apresarlo de forma preventiva.

“Por más que Toledo haya sido presidente debe estar sujeto a la ley”, afirmó el juez, e indicó que los cargos que se le imputan son graves. Comentó que su conclusión era que el expresidente “estaba vendiendo la obra (la carretera) a cambio de una suma de dinero”.

Durante la mañana el fiscal anticorrupción Hamilton Castro sustentó la prisión preventiva contra Toledo y dijo que el expresidente fue delatado por el brasileño Jorge Barata, quien por más de una década fue el poderoso representante de Odebrecht en Perú y ahora es colaborador eficaz de la fiscalía. Barata es uno de los 77 ejecutivos de la constructora que, junto al expresidente de la compañía, han confesado en Brasil que ésta repartió sobornos en Latinoamérica y África.

Según el fiscal, Barata decidió “declarar con su nombre para que el Perú lo sepa” y dijo que Odebrecht pagó el soborno al expresidente en 18 plazos que empezaron en 2006 y continuaron hasta 2010, cuando el mandato de Toledo ya había concluido.

Castro explicó que los pagos ingresaron en cuentas bancarias de empresas en ultramar pertenecientes al testaferro de Toledo, un amigo suyo israelí durante más de 40 años llamado Josef Maiman. Al momento se han detectado 9,6 millones de dólares que pasaron por diversos bancos como el Trend Bank Limited de Brasil, Antigua Overseas Bank y el Citibank en Londres, agregó el fiscal.

Heriberto Benítez, abogado de Toledo, dijo al juez que el exmandatario no merecía ser encarcelado porque existía “la garantía que él se va a presentar a los procesos”.

El martes, el otro abogado del expresidente, Paolo Feria, dijo a los periodistas que su cliente se encontraba en París y que solicitará la prescripción del delito de tráfico de influencias porque habría ocurrido en 2004 y su persecución, según la ley, solo le alcanza hasta 2012.

Toledo llegó a la presidencia tras luchar contra el gobierno de Alberto Fujimori, quien en 2000 —en el décimo año de su administración— huyó a Japón, desde donde renunció al puesto, agobiado por los escándalos de corrupción. Ahora Fujimori, de 78 años, está preso en Lima y cumple una condena de 25 años por asesinato y corrupción.

(I)