Ecuador. Jueves 22 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sin lucimiento, todos los candidatos exponen en el “diálogo” de El Comercio

Debate presidencial organizado por el diario El Comercoi.

En medio de un esquema que no ha permitido el diálogo entre los candidatos, ha tenido lugar el encuentro entre los ochos aspirantes presidenciales, organizado por el diario El Comercio. El programa, que se ha divido en cuatro bloques, ha sido moderado por el periodista Gonzalo Ruiz. No han existido preguntas ni repreguntas por parte del periodista moderador, ni los candidatos han tenido la oportunidad de hacerse preguntas unos a otros.

Publicidad

El  momento más emotivo de la noche ha sido la tercera intervención del candidato de la Izquierda Democrática, Paco Moncayo, en una apasionada alocución de minuto y medio sobre el tema económico, en el que ha acusado a la corrupción de la crisis económica. Nadie le ha respondido. El instante más tenso ha corrido por cuenta del oficialista, Lenín Moreno: “Aquí, con honrosas excepciones, está representado lo peor de la política nacional”, dijo refiriéndose a sus compañeros de diálogo. Nadie se dio por aludido, y el esquema del programa tampoco permitía que le repliquen.

Lenín Moreno y Guillermo Lasso fueron los candidatos más cuestionados de la noche por el resto de sus compañeros. Moreno acusó recibo de varios de los ataques. Serio y correcto, Guillermo Lasso se concentró en explicar cómo puede cumplir su oferta electoral de crear un millón de empleos en cuatro años, eliminando impuestos y reactivando la producción.

Cynthia Viteri, sin la agresividad del debate anterior, perdió protagonismo. Los candidatos más jóvenes, Dalo Bucaram e Iván Espinel, alzaron la voz en determinados momentos y Dalo llegó a golpear la mesa. Washington Pesántez y Patricio Zuquilanda no lograron destacar.

Casi todos los candidatos, a excepción de Lenín Moreno, expusieron la necesidad de reformar la estructura del Estado. Lasso y Viteri coincidieron en la necesidad de hacerlo mediante una consulta popular. El exfiscal Washington Pesántez fue el único que insistió en una nueva Asamblea Constituyente que elabore una nueva Constitución.

El principal comentador del diálogo ha sido el Presidente Rafael Correa, que en Twitter se dedicó a alabar al oficialista Lenín Moreno y atacar a los demás.