Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Declaran alerta naranja en zonas de alto riesgo por volcán Tungurahua

Volcan Tungurahua. Foto de EFE.

Quito,  (EFE).- Las autoridades ecuatorianas declararon alerta naranja en zonas de alto riesgo ante el repentino incremento de la actividad del volcán Tungurahua, situado en el centro andino del país, en la frontera entre la provincia homónima y la del Chimborazo, informó hoy la Secretaría de Gestión de Riesgos.


Publicidad

La institución indicó en su portal de internet que las zonas bajo la alerta naranja se encuentran definidas en el Mapa de Peligros Potenciales del volcán Tungurahua que fue emitido por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

La declaración de alerta naranja dispone que los Comités de Operaciones de Emergencia provinciales y cantonales se mantengan en estado de alerta y preparados para realizar acciones inmediatas; “de esta manera, resguardarán a la ciudadanía y podrán enfrentar, con mayor efectividad, cualquier situación adversa”.

Según el Instituto Geofísico, el volcán ha iniciado un periodo de actividad eruptiva de forma gradual “con la ocurrencia de emisiones y explosiones, y el volumen del magma involucrados, por lo que por las siguiente semanas se pueden registrar explosiones con tamaño variable”, recordó la Secretaría de Gestión de Riesgos.

El Instituto Geofísico (IG) indicó ayer que más de 1.500 sismos leves, relacionados con el movimiento de fluidos, se han registrado en el interior del volcán Tungurahua, así como cuatro episodios de tremor o temblor constante por la salida de gases y ceniza.

“La actividad del volcán es alta”, señaló el más reciente informe del IG, que tiene reportes de caída de ceniza en la zona de Choglontús, situada al suroeste del coloso.

El Tungurahua, de 5.016 metros de altura y situado a unos 180 kilómetros al sur de Quito, empezó su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado pulsos de alta actividad y periodos de relativa calma.

Este volcán forma parte del más de medio centenar de volcanes que hay en Ecuador y, junto al Reventador y al Sangay, es actualmente uno de los más activos del país. EFE