Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministerio de Interior dice que Policía Nacional apoyó a Manuela Picq

La periodista brasileña Manuela Picq, en el momento de su detención, la noche del 13 de agosto de 2015. Captura de video del portal El Comercio.

Quito.- El Ministerio de Interior ha realizado publicado un comunicado en su página web en el que informa que la periodista franco-brasilera Manuela Picq recibió apoyo por parte de la Policía Nacional del Ecuador.


Publicidad

Luego de señalar el contexto de la protesta del paro nacional del pasado 13 de agosto, el comunicado señala: “Una agente del orden notó la presencia de la ciudadana, aparentemente extranjera, quien habría sido agredida por personas desconocidas, se trataba de Manuela Picq Lavinas, de 38 años de edad.”

“En ese momento, la policía se acercó en el intento de aprehender a los agresores, pero debido a la gran cantidad de manifestantes no logró el objetivo. La uniformada acudió en ayuda de Manuela Picq, a realizar el procedimiento de primeros auxilios y enseguida solicitó apoyo para la ciudadana”, dice el comunicado.

Luego de que los agentes le soliciten sus documentos que abalicen su estatus en el país ella habría dicho no tenerlos. El comunicado continúa: “La mujer se encuentra en Permanencia Irregular en el país, por esta razón, miembros del orden le dieron a conocer sus derechos constitucionales de Ley, estipulados en la Constitución de la República del Ecuador, Art. 77, numerales 3, 4 y 5. Luego, fue trasladada hasta la Unidad Judicial Primera de Contravenciones de Quito, a fin de que la autoridad competente abalice su ingreso al Albergue para ciudadanos extranjeros, en proceso de Deportación, Hotel Carrión”, en donde tendría, según el Ministerio de Interior, todas las comodidades.

Esta versión de la cartera de Estado contrasta con la versión de Manuela Picq, publicada por Diario El Comercio: “Me dijeron que me deportaban del país. Sé que intentan hacer el trámite lo más rápido posible para que permanezca el menor tiempo posible en Ecuador”, señaló. Además, anticipó acciones legales si se verifica su extradición.

“Mi visa caduca el 28 de este mes y es anual, que se renueva cada año. Es un documento totalmente legal, vigente que fue cancelado de forma arbitraria y abrupta esta mañana. Ayer, yo no estuve ilegal y me arrestaron sin ninguna razón, nunca me detuvieron con motivos. Fue arbitrario, los policías nunca me dijeron que me estaban deteniendo, solo separando… No obstante, yo estuve de facto como secuestrada y con custodia permanente”, también manifestó Manuela Picq.

Además, agregó que: “En lo humano, lo que siento es una mezcla de varias cosas. Primero nos pegaron muy duro a Carlos (Pérez) y a mí en la calle. Me dieron un toletazo en la cara; perdí la visión del ojo izquierdo por varias horas ayer noche, por suerte estoy bien. Me golpearon duro, me trataron como criminal solo por caminar en las calles. Carlos también está mal y no he logrado verlo hasta ahora… Además, de todo el proceso de criminalización y secuestro mío, hubo una separación. No sé cómo está Carlos, no lo he visto, él tampoco sabe cómo estoy…”.

Por su parte, la Universidad San Francisco de Quito, en donde Manuela Picq ejerce como docente, ha publicado en su cuenta de Facebook su apoyo a la catedrática y la califican como “mujer valiente, destacada profesora, respetada académica, periodista honesta, activista pacífica… Es decir, todo lo que necesitamos en nuestro país en estos momentos en Ecuador”. (I)